Pintadas en apoyo a los condenados por la agresión de Alsasua
Pintadas en apoyo a los condenados por la agresión de Alsasua - EFE

Los padres de los condenados por la agresión de Alsasua lanzarán un chupinazo en San Sebastián

Covite apela al alcalde de San Sebastián para que impida la iniciativa y emprenderá las acciones legales necesarias

MadridActualizado:

Los padres de los ocho jóvenes condenados en la Audiencia Nacional (AN) por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de Alsasua (Navarra), en 2016, lanzarán el chupinazo del colectivo Donostiako Piratak en la Semana Grande de San Sebastián.

Los Alsasuko Gurasoak, como se autodenominan, se convertirán por tanto este año en el personaje «Matti» del programa festivo de los Donostiako Piratak que defiende un «cambio» en los valores e ideas de la Aste Nagusia donostiarra, para lo cual da voz a diferentes colectivos como el Movimiento a favor del aborto, las personas refugiadas o la ex presa de ETA Sara Majarenas, cuya hija fue agredida por su expareja cuando estaba en prisión.

Los Donostiako Piratak han señalado que los Altsasuko Gurasoak han recibido esta invitación con «gran alegría» y han explicado que con esta elección quieren mostrar su «solidaridad y apoyo» a los jóvenes condenados y a sus familiares, que piden que se respeten sus «derechos humanos básicos».

El colectivo de víctimas del terrorismo Covite ha pedido al alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, que «impida» esta iniciativa en la Semana Grande donostiarra, que comienza el sábado. Covite ha ha enviado una carta a Goia en la que le pide que «no sean los padres de los condenados por el caso Alsasua quienes lancen el chupinazo pirata» de la Aste Nagusia.

A juicio del colectivo, resulta «muy grave» que instituciones públicas «se muestren a favor de unas personas condenadas por la AN por una agresión cuya gravedad ha quedado demostrada».

Por ello ha anunciado que «emprenderá las acciones legales necesarias para denunciar el acto si finalmente el Ayuntamiento permite que quienes lancen el chupinazo pirata sean los padres de los agresores del caso Alsasua».

Covite ha criticado que «el Ayuntamiento de San Sebastián y, por lo general, la mayoría de las instituciones públicas del País Vasco y de Navarra se alineen con la izquierda abertzale, que ha politizado los hechos dese el primer momento y ha incitado una brutal campaña de acoso contra una de las víctimas de la agresión de Alsasua, residente en esta localidad».

Asimismo, ha pedido al delegado del Gobierno central en Euskadi, Jesús Loza, que «se pronuncie en torno a esta nueva humillación para las verdaderas víctimas del caso Alsasua». «Si el delegado quieremostrar su compromiso con las víctimas, tiene la obligación de condenar este tipo de actos que las humillan y de trabajar, dentro de sus competencias, para que no se produzcan», ha afirmado.