Un padre pierde 40 kilos kilos para donar un riñón a su hija

Le dio la vida hace 31 años y ahora se la ha vuelto a dar de nuevo. Auxi necesitaba un trasplante de...

Actualizado:

Le dio la vida hace 31 años y ahora se la ha vuelto a dar de nuevo. Auxi necesitaba un trasplante de riñón para salvar su vida y fue su padre quien se atrevió a donárselo. Para que el trasplante fuese efectivo, Gabriel tenía que perder peso en tiempo récord, más de 40 kilos en tan solo 6 meses. Los médicos le avisaron de que en la operación su vida corría peligro, pero Gabriel no tuvo dudas. Las consecuencias para él, eran lo de menos. La prioridad era salvar la vida de su hija. A Auxi le han quedado algunas secuelas., pero tanto ella como su padre, hacen ya una vida completamente normal. En su barrio cordobés no se habla de otra cosa; de un gesto de amor de un padre cordobés a su hija.