Pablo Crespo habló de posibles irregularidades en el PP gallego
Pablo Crespo, uno de los tres imputados en el «Gürtel» en prisión, ante el Tribunal Superior de Madrid / JAIME GARCÍA

Pablo Crespo habló de posibles irregularidades en el PP gallego

AGENCIAS | MADRID
Actualizado:

El ex secretario de organización del PP de Galicia Pablo Crespo, uno de los tres imputados en el caso "Gürtel" que permanece en prisión, comentó con su abogado que existían gastos e ingresos sin justificar en las cuentas del partido en Galicia entre 1996 y 1999.

Así se expresa Crespo en una de las conversaciones que mantuvo en prisión, que fueron intervenidas policialmente por mandato judicial, y que se recogen en la parte del sumario cuyo secreto se ha levantado, a la que ha tenido acceso Efe, y que hoy ha comenzado a ser entregada a las partes personadas en el caso.

En esa conversación mantenida el 24 de febrero de 2009 Crespo le dice a su letrado que tenía toda la información económica de los cuatro años durante los que fue secretario de organización del PP gallego en una caja de seguridad en Pontevedra, y que entre 1996 y 1999 había documentos con las cuentas del partido y una relación de ingresos y gastos "sin especificar quién ingresaba".

"Esto va a traer cola cuando se levante el secreto del sumario", añade Crespo, a lo que su abogado, José Antonio López Rubal, responde que si es un problema de financiación irregular puede conducir "a un delito electoral".

En esa misma conversación Crespo ordena a su abogado la "ejecución" de fondos en Suiza, sin especificar detalles de la operación, aunque le advierte de que "hay que hacerlo con calma porque una cosa desproporcionada salta las alarmas de allí".

Hasta el momento se han cursado 15 comisiones rogatorias a ocho países para poder conocer el destino del dinero que la trama enviaba al extranjero. Las comisiones han sido enviadas a Estados Unidos, Reino Unido, Suiza, Mónaco, Colombia, Panamá, Portugal así como a los paraísos fiscales de Islas Caimán y Antillas Holandesas.

En otro momento de la conversación el abogado asegura que si el caso llega al Tribunal Superior de Justicia "hay un magistrado que les ayuda" y le explica que se han elegido abogados "que se mueven bien" en la Audiencia Nacional.

Crespo mantuvo también con su mujer desde la cárcel de Soto del Real varias conversaciones, en una de las cuales el ex dirigente del PP gallego advierte a su esposa de que tiene intervenidas todas sus llamadas, tras lo que ésta le informa de que mantiene comunicaciones con el broker americano Randall Lew Carusso a través del móvil del novio de su hija.

En el sumario también figura la correspondencia que Crespo mantuvo con otros imputados, como Álvaro Pérez "El Bigotes", a quien en una de las cartas le traslada todo su ánimo ante los momentos que están viviendo y escribe textualmente: "Esto es un montaje político".

Por su parte, el líder de la trama Francisco Correa, en otra conversación con su abogado habla de la compra de trajes del presidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps y dice que ese era un tema de "Alvarito y Pablo", en referencia a Álvaro Pérez y Pablo Crespo, y que no sabe si tienen un "porcentaje de eso".