Pablo Casado y Feijoo en Santiago de Compostela
Pablo Casado y Feijoo en Santiago de Compostela - Miguel Muñiz
Votación de los compromisarios

Casado pide cabinas y sobres cerrados

La candidatura de Casado pide más garantías en la distribución de los electores por mesas: «Para garantizar el carácter libre y secreto del sufragio de los compromisarios»

MadridActualizado:

La candidatura de Pablo Casado está alerta ante posibles presiones en la votación de los compromisarios, durante el congreso del PP, los días 20 y 21 de julio. Uno de sus representantes, Ignacio Cosidó, ha enviado una solicitud a la Comisión Organizadora del Congreso para que se instalen cabinas electorales y sobres cerrados, y se garantice así el voto libre y secreto de todos.

En un escrito enviado a la Comisión, Cosidó recuerda que corresponde a este órgano del partido «garantizar que el sufragio se ejerce de manera libre y secreta en el establecimiento del proceso de votación, estableciendo las medidas apropiadas a tal fin».

«Para garantizar el carácter libre y secreto del sufragio, es necesario que se disponga de cabinas electorales en los espacios de votación en el congreso», advierte la candidatura del vicesecretario de Comunicación del PP. Además, cree necesario «que la misma papeleta de votación contenga el nombre de los dos candidatos y que la papeleta se introduzca en un sobre cerrado». En la votación de los afiliados inscritos, que se llevó a cabo el jueves pasado, los militantes tenían que escribir un nombre, sin mucha discreción o privacidad en las sedes de los partidos. La papeleta, sin sobre, se introducía en urnas de cartón.

Distribución de electores

En la misma solicitud enviada a la Comisión Organizadora, la candidatura de Casado pide más garantías en la distribución de los electores por mesas: «Para garantizar el carácter libre y secreto del sufragio de los compromisarios, la distribución de los electores en las mesas debe hacerse por orden alfabético de los compromisarios y no por provincias. La distribución de los electores en las diferentes mesas en virtud de criterios provinciales puede facilitar el conocimiento del sentido del voto de los distintos compromisarios lo que afecta a la libertad y al secreto de sufragio».

«Yo confío al cien por cien en la Comisión organizadora, la gente ha podido votar en libertad y estaré a lo que digan», afirmó después Santamaría.