Imagenes publicadas por Sánchez y Trudeau - ABC

La otra copia de Sánchez: la niña de la campaña del primer ministro de Canadá

El presidente del Gobierno ha publicado un vídeo con una niña madrileña de 9 años que calca la campaña que Justin Trudeau realizó hace solo cuatro días con su hija Elle-Grace

MADRIDActualizado:

No han tardado mucho los usuarios de Twitter en percatarse de la idea que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha «robado» al primer ministro de Canadá. «Cuando vi este tuit de Justin Trudeau, inmediatamente pensé en cuánto tardaría Iván Redondo en copiarlo. Ya sé la respuesta: cuatro días. La originalidad, desde luego, no es su fuerte», comenta una usuaria.

Se refiere a la simpática imagen que el mandatario canadiense publicó el pasado jueves con motivo del Día Internacional de la Niña. Como es su costumbre, Trudeau puso su toque personal a esta celebración con una foto en su cuenta de Twitter en la que se observa a su hija Ella-Grace ocupando el sillón de su oficina. La niña de 9 años aparece con los pies sobre el escritorio y las manos sobre la cabeza, como si fuera ella quien dirige el país.

Junto a la fotografía, Trudeau dejó escrito el siguiente mensaje: «El día de hoy se trata de nuestras hijas, nietas, hermanas y sobrinas. Se trata de asegurarse de que crezcan en un mundo donde se escuchen sus voces y tengan el apoyo que necesitan para seguir sus sueño #DiadelaNiña».

Como también apuntó otro usuario de Twitter: «Una vez más, el presidente vuelve a plagiar. Tardó cuatro días en imitar a Trudeau. #DePlagioEnPlagio #ElPresidenteDelPlagio», escribía en referencia a la polémica tesis del jefe del Ejecutivo español, cuyo lectura dificultó este durante meses.

Este lunes, cuando no ha pasado ni una semana de la imagen de Trudeau, el Gobierno ha difundido un vídeo de Sánchez en el que copia la idea del mandatario canadiense, pero sin utilizar en este caso a ninguna de su dos hijas. El jefe del Ejecutivo español ha usado a una madrileña de 9 años a quien convierte de manera simbólica en «la primera presidenta del Gobierno de España» por un día. Una acción que llega poco después de que, en la reunión del 23 de septiembre que se produjo en Canadá entre ambos mandatarios, tuviera un inesperado protagonista que nada tenía que ver con la lucha contra el cambio climático, el comercio o la seguridad global: los llamativos calcetines del primer ministro, de color azul cielo con lunares azul oscuro. Sánchez parece querer contagiarse de esta imagen simpática, desenfadada y moderna que Trudeau proyecta en su país.

«Es el momento del cambio. ¡Es vuestro momento! Este Gobierno trabaja por una #igualdad auténtica. Os escucha, os valora, os necesita. Queremos que nuestras niñas puedan optar a puestos de dirección y poder. Hoy Irene simboliza este cambio, ¡Bienvenida, presidenta! #GirlsGetEqual», escribe el presidente español refiriéndose a Irene, la protagonista. Una acción calcada a la de Trudeau, que se enmarca dentro de la campaña de la ONG Plan Internacional celebrada en más de 60 países, para promover el empoderamiento de las niñas y jóvenes de todo el mundo.

En el vídeo de Sánchez, Irene ya tiene claro su futuro a pesar de su corta edad: quiere ser diseñadora, estudiar en París y tener una casa propia en la que criar a su perro. A esta niña de 9 años le preocupa el cambio climático y le encanta la cocina, además de ser una gran amante de los animales. El jefe del Ejecutivo, tras recibirla en la escalinata de La Moncloa, le informa de que sólo 14 mujeres presiden gobiernos en todo el mundo.

Copiando la escena de la hija Trudeau, Sánchez también permite a Irene que se siente en su despacho de La Moncloa y que pasee por el edificio del Consejo de Ministros. Un camino en el que ella aprovecha para entregarle al socialista la «agenda de las niñas», con 15 puntos clave en materia de educación, igualdad, inversión pública, participación, violencia contra la infancia y participación de las niñas y mujeres jóvenes.

«Una de las pocas ideas propias que tuvo, la de ponerse una peluca, no le quedó muy bien. Es mejor no arriesgar», añade otro usuario en Twitter.