Esteroides anabolizantes incautados ayer por la Policía.DGP

Una operación policial con 126 detenidos desvela el dopaje en los gimnasios

JUAN FRANCISCO ALONSO/
Actualizado:

Una jeringa en la papelera del gimnasio. Un amigo que, milagro, duplica su masa muscular. Un mensaje en un foro de Internet: «Te puedo mandar el Winstrol y otras cosas más para que no tengas que tener (sic) el marrón de ir a una farmacia y te digan que no te lo venden. Te lo mando en 24 horas. Ponte en contacto conmigo, te puedo preparar ciclos también». El dopaje en el deporte aficionado, en los gimnasios, es tan frecuente o más que en la alta competición. Pero hasta las detenciones realizadas ayer y a final de junio por la Policía, no parecía un problema de primera fila. «Se están poniendo muy serios con esto del dopaje, creo que es muy bueno para todos», dice un usuario de los gimnasios.

La segunda fase de la «Operación Gamma», ejecutada por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía con la colaboración de las Brigadas Provinciales de la Policía Judicial y de agentes de las comisarías de once comunidades autónomas, se saldó ayer con la detención de 126 personas involucradas en el tráfico ilegal de esteroides, anabolizantes y hormonas del crecimiento. Los policías registraron más de cien gimnasios en treinta y una provincias en busca de drogas sintéticas utilizadas por algunos fanáticos del culto al cuerpo para ganar musculatura.

Los detenidos mantenían una estrecha relación con las veintiuna personas arrestadas a finales de junio, en la primera fase de la operación, acusadas de traficar con estas sustancias a través de Internet. Como ha denunciado la OCU en más de una ocasión, la venta incontrolada de medicamentos es moneda común en decenas de páginas de la Red, o en foros donde es fácil leer mensajes de este tenor: «Aquí los pequeños traficantes podrán informarse un poco de lo último en esteroides y, si apetece, pues comprar algo... envío siempre por Seur contrarembolso».

Centímetros de sufrimiento

La Brigada de Investigación Tecnoló ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~