Solo existen tres Montblanc Mystery Masterpiece Ruby Van Cleef: una la compró Marjaliza
Solo existen tres Montblanc Mystery Masterpiece Ruby Van Cleef: una la compró Marjaliza
TRAMA PÚNICA

Las obras de arte que escondía Marjaliza en Suiza irán a un museo

Están bloqueadas en un búnker del puerto franco de Ginebra a la espera del traslado a España: valen unos 16 millones

MadridActualizado:

El patrimonio artístico que acumuló David Marjaliza, número dos de la trama Púnica, principalmente óleos y plumas estilográficas de colección, terminará en un museo público. Se trata de al menos 28 pinturas, cinco fotografías, cuatro esculturas y 185 plumas que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción han conseguido bloquear en el puerto franco de Ginebra (Suiza). Según ha podido saber ABC, los investigadores propusieron al juez Eloy Velasco, destinar las obras a un museo público, y este aceptó.

Marjaliza escondió su botín en un búnker del citado puerto franco, uno de los lugares más seguros del mundo, usado por importantes coleccionistas para guardar su patrimonio artístico. El almacén pertenece a la empresa Fine Art Transport Nature Le Coultre, a quien Marjaliza pagó por adelantado dos años de almacenaje, 2014 y 2015.

El socio y amigo de Francisco Granados llevó las obras a Suiza para venderlas desde allí, en lo que el titular del Juzgado de Instrucción número 6 calificó como una operación de blanqueo. Sería una compra-venta ficticia para blanquear fondos provenientes de Singapur: «El importe estimado de las obras de arte y demás objetos de lujo que pueden encontrarse en el almacén suizo rondaría los 15.688.000 euros», señaló Eloy Velasco en un escrito de marzo de 2015 en el que pedía colaboración a las autoridades helvéticas para su decomiso.

Puerto franco

El juez asegura que Marjaliza «minoró el valor de las obras en más del 70 por ciento de su valor real». Suiza colaboró y permitió a los investigadores españoles personarse en el almacén, donde pudieron comprobar, con asombro, el ingente patrimonio que acumuló el constructor de Valdemoro. Cuando las obras lleguen a España serán tasadas para estimar su valor real, sin duda muy elevado. Entre las pinturas hay obras de artistas de la talla de Eduardo Chillida, Miquel Barceló y Antoni Tàpies.

Una de las empresas pantalla de Marjaliza declaró haber pagado 664.000 euros por la pintura de Barceló Furor Penellis, una de sus obras más valiosas, adquirida a la casa de subastas Christie´s Madrid. Aunque quizá la gran pasión del constructor eran las plumas Montblanc, de las que adquiró casi dos centenares, desde algunas «modestas», de entre cien y 600 euros, hasta las ediciones más lujosas y limitadas de la lujosa firma, de entre cinco y seis cifras. La joya de la corona es la Mystery Masterpiece Ruby Van Cleef, una edición limitada de tres piezas. Marjaliza declaró en el almacén un valor de 360.000 euros, pero su precio real se acerca a los 700.000.

El constructor declaró ante el juez que se gastó en plumas seis millones de euros y otros alrededor de cuatro en pinturas y esculturas. El dinero con el que David Marjaliza acumuló este patrimonio artístico procedía de «ganancias ilícitas que ha obtenido de los delitos investigados», por lo que debe ser decomisado.