Una unidad de los Mossos d`Esquadra custodian las calles de Barcelona
Una unidad de los Mossos d`Esquadra custodian las calles de Barcelona - EFE

Nuevo pulso de los mossos al Govern por la falta de agentes en Barcelona

La capital catalana vive una situación de riesgo: los delitos han aumentado un 19 por ciento y los hurtos un 22 por ciento en lo que va de año

BarcelonaActualizado:

Además de la latente tensión entre los agentes de los Mossos d’Esquadra y el Govern de la Generalitat por el intento de politizar al cuerpo policial, los agentes están visiblemente molestos por la falta de efectivos. El número de agentes es del todo «insuficiente», según lamentan los sindicatos de los Mossos. Especialmente significativo es el caso de la capital catalana, donde los 2.000 agentes desplegados no bastan para hacer frente al notable aumento de la delincuencia, que se ha disparado en los últimos meses en la Barcelona de Ada Colau.

La capital catalana vive una situación de riesgo. Los delitos han aumentado un 19 por ciento y los hurtos un 22 por ciento en lo que va de año. Por eso los sindicatos de Mossos han iniciado una dura campaña no exenta de polémica. Ayer, se acercaron al perímetro de la Sagrada Familia para alertar a los turistas de que su seguridad no está garantizada. Repartieron dípticos con una elocuente advertencia en inglés: «Precaución. Seguridad en construcción. ¡Cuida tus pertenencias! Insuficiente policía en la ciudad». En la otra página, un mensaje en siete idiomas no menos alarmante: «La Policía de Cataluña no dispone de efectivos suficientes para garantizar tu seguridad». Escrito en catalán, castellano, inglés, francés, alemán, italiano y ruso.

Los sindicatos creen que los visitantes «merecen» saber la situación en las que les deja esta falta de efectivos, explicó a los periodistas la portavoz sindical Imma Viudes. Y que la culpa no es de los agentes, sino de la administración que no invierte en nuevas convocatorias.

El pulso de los sindicatos al Govern por la falta de efectivos no acaba aquí, y convidan a los agentes a negase a trabajar horas extras para paliar la falta de policías en Barcelona. Y es que los sindicatos consideran «un parche» para «quedar bien de cara a la galería» el aumento de agentes que la Consejería de Interior para el distrito de Ciutat Vella a raíz de la problemática de los narcopisos. «Es como desvestir a un santo para vestir a otro», lamentan. Y avisan de que «subirán de tono» sus protestas si no se toman medidas.