Alfonso Perales, consejero de Gobernación, poco antes del inicio del pleno. J. M. Serrano

Nuevo bandazo del PSOE, que frena un recurso al TC del Parlamento andaluz

IU no consiguió ayer que el Parlamento andaluz votara a favor de recurrir por inconstitucionales varios artículos de la Ley de Extranjería, pese a que contó con los votos del PA (socios del PSOE en el Gobierno autonómico), el del diputado del Grupo Mixto y el de la única parlamentaria de Los Verdes. El PSOE se abstuvo argumentando que es mejor seguir negociando con el Gobierno hasta el día 23.

SEVILLA. Mar Correa
Actualizado:

En la misma línea de lo expresado por el Gobierno de Manuel Chaves el día anterior y alineándose con la tesis de Rodríguez Zapatero, el PSOE andaluz decidió ayer mantener un compás de espera hasta el día 23 para que se continúe negociando con el Gobierno, y se abstuvo en el Parlamento andaluz ante la propuesta de IU de recurrir la Ley de Extranjería. Esta abstención impidió que la federación de izquierdas sacara adelante su iniciativa, que contó, no obstante, con el apoyo de los cuatro diputados andalucistas (socios del PSOE en el Gobierno autónomo), el único del grupo Mixto, Pedro Pacheco; y la única parlamentaria de Los Verdes, Inmaculada Gálvez, miembro del grupo socialista. El PSOE no parecía tener claro que todos sus diputados estuvieran convencidos de esta estrategia, ya que trató de impedir que la votación fuera nominal. Pero no tenían de qué preocuparse, las «deslealtades» no fueron a más.

El diputado del PSOE, José Antonio Marín Rite, puntualizó que su partido ha tenido grandes discrepancias con la Ley desde su reforma, pero abogó por mantener las líneas de negociación abiertas con el Gobierno, «porque para encontrar la salida a un conflicto no existe otra vía».

En cuanto a los artículos de la Ley que IU sostiene que conculcan los derechos de los inmigrantes, Marín Rite aseguró que son derechos que no se restringen porque se están utilizando en la práctica. En todo caso, agregó, el Parlamento autonómico sigue una «constante»: recurrir sólo lo que produzca perjuicios directos a los andaluces.

El portavoz de IU, Antonio Romero, argumentó que el recurso de la Ley es «una obligación ética y moral» porque la Ley plantea restricciones «inadmisibles», supone «una grave involución» y analiza el fenómeno de la inmigración desde un punto de vista «policial y restrictivo».

El PP, por su parte, siguió apostando por la «bondad» y la constitucionalidad de la Ley.