Pablo Casado y Adolfo Suárez Illana, en una imagen de septiembre
Pablo Casado y Adolfo Suárez Illana, en una imagen de septiembre - ABC

La nueva fundación del PP calienta motores ante las elecciones

Su presidente, Adolfo Suárez Illana, quiere que funcione a pleno rendimiento para la Convención Nacional de enero

MadridActualizado:

La nueva fundación que impulsa Pablo Casado desde el PP, y que tendrá el nombre de Fundación Concordia y Libertad, empieza a calentar motores para estar plenamente operativa en la Convención Nacional que los populares celebrarán los días 18, 19 y 20 de enero. De momento, Casado preside hoy en el Congreso la primera reunión del patronato.

En octubre de 2016, la FAES de José María Aznar rompió con el Partido Popular. Decidió renunciar a las subvenciones públicas que recibía como fundación vinculada al PP, de tal manera que a partir del 1 de enero de 2017 quedaba «privatizada», sin estar sujeta a ninguna formación política. Atrás quedaban numerosos episodios de desencuentros entre la fundación y el partido encabezado por Rajoy. Los choques se seguirían produciendo en el futuro, pero la vinculación ya no existía.

En julio pasado, cuando Pablo Casado ganó en el congreso nacional extraordinario del PP, el nuevo líder de los populares se comprometió a impulsar una fundación ligada al partido, y con una fuerte conexión con la sociedad civil, que sirviera como laboratorio y motor ideológico. Se debía tratar de mantener vivo el debate ideológico dentro del PP.

Casado anunció el 2 de septiembre que la Fundación se llamaría Concordia y Libertad y estaría presidida por Adolfo Suárez Illana. El presidente del PP explicó que la fundación acogerá a los «mejores expertos» españoles y europeos para debatir sobre los nuevos retos, económicos, sociales y políticos a los que se enfrenta España, generar así «las mejores ideas» y conformar una agenda «ambiciosa, reformista, transformadora, pero sensata y responsable».