Normalidad y escasos incidentes en la jornada electoral en toda España

Madrid. Agencias
Actualizado:

La jornada electoral transcurre hoy con completa normalidad y los líderes políticos han madrugado para ejercer su derecho al voto y pedir a los ciudadanos su participación en las elecciones municipales y autonómicas.

La constitución y apertura de las mesas electorales estuvo presidida por la "máxima normalidad y tranquilidad" en toda España y a las 10,30 horas, el porcentaje de mesas constituidas era prácticamente del cien por cien, según el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Astarloa. Ese porcentaje, según dijo, era del cien por cien en el País Vasco y Navarra, donde los incidentes protagonizados por miembros de las candidaturas anuladas por el Tribunal Supremo por su relación con Batasuna fueron "rigurosamente anecdóticos, muy escasos en número y resueltos inmediatamente".

El presidente del Gobierno y del PP, José María Aznar, y su esposa, Ana Botella, ejercieron hoy su derecho al voto, pasadas las 10,45 horas, en el colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo de Madrid, entre aplausos de los votantes que en ese momento se encontraban en las instalaciones.

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero que acudió a votar junto a su esposa, Sonsoles Espinosa, en Las Rozas (Madrid) e hizo un llamamiento a la participación de todos los ciudadanos porque "hoy puede ser un gran día".

En el madrileño colegio Joaquín Turina, el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien llevaba una insignia con el lema "Paz ya", aseguró tras depositar su voto que "hoy comienza una etapa nueva en la política de este país".

El vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, acudió a votar en el instituto Otero Pedrayo de Pontevedra, acompañado por su hermano y su padre y declaró que no cree que el siniestro del Prestige o la guerra en Irak vayan a influir en los resultados de estas elecciones.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, ejerció a las 11:05 de la mañana su derecho al voto en la localidad madrileña de Alcobendas y destacó que confía en la alta participación de los ciudadanos.

En el País Vasco, los líderes políticos que han acudido ya a votar han condenado el ataque con cócteles molotov contra la vivienda del edil socialista de Rentería Juan Carlos Merino, perpetrado esta madrugada y que, para el secretario general del PSE-EE, Patxi López, es "un intento de amedrentar" a este partido y también a los ciudadanos "para impedirles que voten hoy al PSE-EE".

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, votó en Llodio (Alava) acompañado de su esposa, Begoña Arregui, expresó su "más rotunda condena" al ataque y aseguró que "la sociedad vasca va a demostrar hoy lo que demostró" en las últimas elecciones, "que sabe lo que quiere, que quiere diálogo, paz, que no quiere violencia y no quiere incomunicación, que sabe lo que quiere y lo que no".

El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, después de votar en Bilbao, confió en que la coalición PNV/EA ganará "en todas partes" y se felicitó de que ETA "curiosamente, no ha actuado en toda" la campaña electoral, mientras que el portavoz del PNV, Joseba Egibar, se refirió a la ausencia de Batasuna y aseguró que "ésta no es una cita electoral al completo".

El presidente del Partido Popular del País Vasco, Carlos Iturgaiz, destacó, tras votar en la localidad vizcaína de Getxo, la normalidad que se está registrando en la jornada electoral y dijo que éstas "son las primeras elecciones que mi mujer y yo podemos venir a votar con tranquilidad y con normalidad".

El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, acudió a votar en la localidad guipuzcoana de Elgoibar donde animó a los ciudadanos a que voten como "vascos libres" y a que "en secreto introduzcan las papeletas de los abertzales de izquierda con absoluta tranquilidad".

En Barcelona, el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, votó al mediodía acompañado por su esposa, Marta Ferrusola, y aseguró que "lo importante hoy es que la gente vaya a votar" porque "una alta participación es una buena señal democrática".

El alcalde de esta ciudad, el socialista Joan Clos, que lucía una chapa con el lema "Por la paz" fue increpado a las puertas de su colegio electoral, por una decena de jóvenes "antifascistas" que le siguieron andando durante un par de calles, lanzando proclamas contra su gestión al frente del consistorio barcelonés.

El robo por un encapuchado de varios votos por correo a un cartero de Tafalla, con el que forcejeó, forma parte de los escasos incidentes que se han producido en esta jornada. El primer colegio electoral de España en cerrar sus puertas, a las 10.08 horas y tras haber votado 16 de sus 18 electores, ha sido el del pequeño pueblo de Torremontalbo (La Rioja). Por contra, una mesa electoral de Móstoles (Madrid) ampliará su horario hasta las 20.30 horas al retrasarse su apertura por la incomparecencia de los titulares y los suplentes elegidos por sorteo, lo que provocó que se formara con los primeros electorales que acudieron a depositar sus votos.