Juanma Moreno Bonilla, líder del PP en Andalucía, durante la entrevista con ABC
Juanma Moreno Bonilla, líder del PP en Andalucía, durante la entrevista con ABC - JUAN FLORES
Juanma Moreno, candidato del PP a presidir la Junta de Andalucía

«No hay una tierra con más razones para un cambio político que Andalucía»

Sabe que será su última oportunidad para protagonizar un hecho político histórico: sacar del poder al PSOEen Andalucía. Por eso resume así el reto del 2- D: «El cambio o más régimen»

SevillaActualizado:

La tensión es máxima en la sede regional del PP andaluz. La cita de García Tejerina sobre el nivel de formación de los niños andaluces ha caído como una bomba. La entrevista se retrasa. Se trata de una crisis importante. El problema no es lo que ha dicho la exministra, sino la munición que entrega a la imponente maquinaria de propaganda de Susana Díaz para toda la campaña. Ese parece el verdadero enemigo a batir.

Nadie le ha felicitado por haber anunciado hace un año que habría elecciones anticipadas...

Solo hay que conocer la trayectoria de Susana Díaz y saber que piensa siempre en clave personal y en sus intereses. En el momento que supimos que no le interesaba unas elecciones con Pedro Sánchez, el adelanto estaba cantando.

Ha situado la clave de estas elecciones como un referéndum a 40 años de gobierno del PSOE. ¿Cree que en Andalucía existe un régimen político establecido sobre una red clientelar?

En Andalucía hay una democracia en la que el partido en el Gobierno ha utilizado, como investigan los juzgados, más de 4.300 millones de euros para generar una red clientelar. Competir contra eso es imposible. Cualquier gobierno o dirigente político con miles de millones a su disposición adultera o modifica los resultados electorales.

¿Imposible ha dicho?

Es imposible si la Junta, tal como apuntan las investigaciones judiciales, utiliza organismos públicos, como la agencia IDEA, para hacer favores políticos. Evidentemente, con la actuación del PP, personado en 200 causas, hemos conseguido que la investigación esté avanzando y aspiramos a que el PSOE no disponga de ese recurso.

¿Cómo piensa convencer a quienes se encuentran amparados por esared clientelar de que les irá mejor con otro gobierno?

Las redes clientelares terminan dejando a un amplio sector de la población en situación precaria. Nosotros vamos a hacer las cosas mejor como hemos demostrado en las dos grandes crisis que ha tenido España. Hay mucha gente que dice que con otro gobierno las cosas irían mejor en Andalucía. A todos ellos les estoy diciendo que ya ha llegado el momento, después de 40 años, de cambiar. Cambiar significa probar con otro estilo, con otro liderazgo. Que la cosa no funciona, pues que me corran a gorrazos si no cumplo con mi palabra.

A diferencia de otras elecciones, ya hay dos bloques de pacto definidos. Reconoce que la alternancia pasa por un pacto con Ciudadanos. En esta tesitura, ¿qué es Ciudadanos para el PP: un adversario, un futuro socio, una amenaza?

Es un partido político al que respetamos, que compite en un espacio electoral parecido, pero es un partido político que ha demostrado que no quiere un cambio para esta tierra. Díaz ha disfrutado de una mayoría absoluta que es incomprensible teniendo 47 escaños y ha sido por la sumisión absoluta de Ciudadanos, a su falta de ambición y a su bisoñez.

Serán las primeras elecciones tras la moción de censura a Rajoy, en medio del bloqueo catalán, una tormenta política perfecta de inestabilidad. Susana Díaz ofrece la estabilidad de una forma de gobernar con 36 años de experiencia. ¿Qué espera, un electorado rebelde o conformista?

Espero un electorado rebelde. Los andaluces no podemos conformarnos, tenemos que rebelarnos. Somos la comunidad con una tasa de desempleo de casi un millón de parados, tenemos un sistema de sanidad que hace aguas; cuyos profesionales sanitarios, los mejores de España, o se tienen que ir o se manifiestan en una revuelta de batas blancas pidiendo hacer su trabajo con dignidad. Tenemos unos resultados en Educación que son malísimos a pesar de tener grandes profesores, porque en el sistema el PSOE ha insertado a dirigentes políticos como coordinadores sin saber gestionar.

Y tenemos una comunidad a la que han venido más de cien mil millones de fondos europeos para estar ahora peor en términos de convergencia con las comunidades más ricas que hace 40 años. Y eso unido a las corruptelas. No hay ninguna otra tierra de Europa que tenga más razones para un cambio político que Andalucía y para que la gente se rebele contra un Gobierno que les desprecia. El socialismo desprecia a los andaluces, porque se sienten por encima de ellos, en su cortijo. Los andaluces tenemos que repudiar ese desprecio.

¿Qué sensación le produce que Díaz llame al PP y a Ciudadanos antipatriotas por no apoyar unos presupuestos que se negocian en una cárcel catalana?

Me parece un ejemplo del cinismo que practica. Estos presupuestos son un fraude que ha vulnerado hasta nuestro marco legal, pensando en unas futuras elecciones generales, sin atender a criterios de estabilidad económica. Y unos presupuestos clarísimamente condicionados por el independentismo. Que Iglesias vaya a una cárcel a negociar con Junqueras me parece una falta de respeto a nuestro marco constitucional y a nuestra integridad territorial. Y que eso pase y Susana defienda los presupuestos con Podemos, me parece un disparate. Díaz ha abdicado de una de sus grandes responsabilidades que es la defensa de la integridad del territorio nacional.

¿Si no hay un vuelco electoral tendremos un gobierno andaluz apoyado por Podemos?

Sin lugar a dudas. Si no se produce este vuelco, aquí tendremos un gobierno del PSOE con Podemos y no me equivocaré. O el bloque de cambio llega a un acuerdo o tendremos un gobierno radical y populista de la mano de Susana Díaz.

¿Si el 2-D no hay alternancia, será una fracaso del PP?

Será un fracaso colectivo para Andalucía. Será la gran oportunidad perdida de todo el bloque de cambio que queremos propiciar.

¿Qué espera de eso que llaman el rearme ideológico del PP y qué munición le dará para la próxima campaña electoral?

Cuando un partido gobierna, tiene que hacerlo para todos, no para unos pocos como hace el PSOE. Cuando pasa a la oposición se rearma ideológicamente. El PP es un partido de principios, de valores y de clases medias, trabajadoras; moderado, integrador y que no coincide ni cree en las recetas de la izquierda.

Contará con el apoyo de la nueva plana mayor del PP. ¿El desembarco puede confundirse con una inmiscusión en los asuntos andaluces?

Casado tendrá una caravana propia durante la campaña. La presencia de líderes nacionales se ve desde el PSOE como una invasión. Creo que eso es un absurdo. Nosotros tenemos el respaldo, el músculo de todo un proyecto político nacional volcado en los intereses de Andalucía.