Encuentran vivos en un pozo a los dos niños desaparecidos en Torrelaguna

Ambos menores, de 8 y 10 años, cayeron al agujero de 15 metros pero el agua no llegaba a cubrir sus cuerpos. Solo presentan leves magulladuras y algunos cortes

abc / agencias
madrid Actualizado:

Agentes de la Guardia Civil han encontrado vivos en un pozo de Algete a los niños de Torrelaguna desparecidos el domingo, quienes estaban en aparente buen estado de salud, según han informado fuentes policiales y ha confirmado la familia. Concretamente, Lory, la tía de los pequeños, ha señalado que los pequeños están bien y que su madre ha sido trasladada al lugar de la aparición. «Todo el pueblo está muy contento. Muchísimas gracias a todos», ha indicado. El hallazgo se produjo minutos antes de las 14 horas. Un transeúnte llamó a los servicios de emergencia comunicando que había encontrado a dos niños en un pozo de Algete situado en la urbanización Valderrey, situado entre este localidad y Fuente el Saz del Jarama, a unos 30 kilómetros de su domicilio en Torrelaguna.

Se encuentran en buen estado de salud

El pozo tiene entre 10 y 15 metros de altura, metro y medio de diámetro y algo de agua, que no llegaba a cubrir sus pequeños cuerpos, según ha indicado un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112. Al lugar se han desplazado rápidamente varias unidades del Summa-112 y cuatro dotaciones de Bomberos de la Comunidad, entre ellas un helicóptero del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA). Los bomberos han rescatado a los niños mediante una cuerda y arnés y han logrado salir a la superficie a las 15 horas. Los niños sólo tienen leves magulladuras y cortes producidos por la caída, han informado fuentes del Instituto Armado y ha confirmado Emergencias 112 Comunidad de Madrid. Los sanitarios del Summa que se han trasladado al lugar han comprobado que presentan varias contusiones, ninguna de gravedad y su estado de salud es bueno. Han sido trasladados al Hospital de La Paz para una observación más detallada, ha informado un portavoz del Centro Regional de Emergencias. Una vez se tranquilicen, descansen y sean curados por los médicos, la Guardia Civil hablará con ellos para conocer las circunstancias de lo ocurrido

Desde hace dos días, la Guardia Civil y vecinos habían organizado varias batida de búsqueda por la zona para localizar a los dos niños, de 8 y 10 años de edad. Su madre, de nacionalidad rumana, había pedido insistemente colaboración ciudadana para intentar dar con su paradero. María relató que la voz de alarma a las autoridades la dieron el domingo sobre las 19 horas, cuando los niños no aparecieron por casa. Rápidamente, decenas de vecinos realizaron una primera búsqueda por «todo el pueblo» y «los campos» aledaños junto a la Policía y gritando sus nombres: Florín, el pequeño de ocho años de edad, y Andrea, pero «nadie contestó». Hasta este martes, que han sido localizados por un paseante.