Un niño herido grave y ocho leves en el accidente de un autocar escolar en Zaragoza

Un niño ha resultado herido grave, con rotura de cadera, y ocho leves al volcar, por causas todavía desconocidas, un autobús escolar en la carretera A-129, en el término municipal de Villamayor

Zaragoza. Efe
Actualizado:

Un niño ha resultado herido grave, con rotura de cadera, y ocho leves al volcar, por causas todavía desconocidas, un autobús escolar en la carretera A-129, en el término municipal de Villamayor (Zaragoza), cuando se dirigía a un instituto de la capital aragonesa. El vuelco del autobús, de la compañía Therpasa, ha ocurrido a las 8:15 horas, en el kilómetro 13,700 de la A-129, entre las poblaciones de Villamayor y Perdiguera, informaron a EFE fuentes de la Guardia Civil de Tráfico de Zaragoza. El vehículo tenía plazas para 40 alumnos; los heridos están siendo trasladados a centros sanitarios de la capital aragonesa desde el lugar del suceso, a donde se han desplazado varias ambulancias, los bomberos y efectivos de la Guardia Civil.

El autobús escolar Villamayor se dirigía al Instituto de Educación Secundaria Itaca, en el barrio zaragozano de Santa Isabel, con alumnos de entre 12 y 16 años procedentes de Perdiguera, informaron a EFE fuentes del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón. Las mismas fuentes señalaron que tres niños, dos de ellos con fractura de fémur y posiblemente otro con rotura de cadera, están ingresados en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde también se encuentra otro menor, cuyo estado no ha sido precisado. Una niña ha sido trasladada al Hospital Royo Villanova por su abuelo, con crisis nerviosa y algunos golpes, mientras que otros han sido llevados por sus padres al Centro de Salud de Villamayor para conocer su estado o directamente a sus casas. El suceso ocurrió alrededor de las 8:15 horas, en el término municipal de Villamayor, a la altura del kilómetro 13,700 de la carretera A-129, cuando al parecer, según fuentes de la Guardia Civil, se produjo una distracción de la conductora al salir de una curva a un tramo recto.

El vehículo, marca Volvo y matriculado en 1992, atravesó un terraplén y fue a parar a un campo donde hizo un largo recorrido hasta detenerse sin que llegara a volcar, una circunstancia que fue calificada a Efe como "milagrosa" por fuentes de la Guardia Civil en el lugar del siniestro. El autobús había pasado el control ITV y tenía toda la documentación en regla, según indicaron a Efe fuentes de la empresa propietaria, Therpasa, y de la Guardia Civil de Tráfico. Los daños más visibles han sido en la parte delantera del autobús, mientras que los asientos traseros son los que más han sufrido el impacto. Desde el lugar de los hechos, según fuentes de la Guardia Civil, se han trasladado a hospitales la conductora, a una monitora y a un niño, mientras que otros han sido llevados, algunos por sus propios padres, a otros centros de salud. El autobús suele trasladar cada día a 31 alumnos de Leciñena y 19 de Perdiguera, aunque fuentes del Departamento de Educación del Gobierno aragonés indicaron a Efe que desconocían qué número de escolares viajaban hoy en el vehículo. Al lugar del siniestro, cercano a la capital aragonesa, se desplazaron bomberos de Zaragoza, personal sanitario del Centro de Salud de Villamayor, del 061 y del 112, además de agentes de la Guardia Civil de Tráfico y padres de los pequeños.