Neus Asensi: «Creo que tenemos la televisión que nos merecemos»

CARMEN ANIORTE/
Actualizado:

MADRID. Neus Asensi o mejor dicho Silvia Palermo, su papel en «Ana y los siete» viene a echar un poco más de leña en la particular hoguera que tienen encendida los dos hermanos Hidalgo, enamorados de Ana, la niñera «stripper» en «Ana y los 7».

-¿Hacía mucho que no aparecía por televisión?

-Lo último que hice para este medio fue «Ellas son así», aquella serie de Telecinco en la que compartía con Maribel Verdú, María Barranco y María Adánez un restaurante.

-¿Le gusta el medio?

-Nunca he sido esquiva con la televisión. Me gusta como medio de trabajo. Lo que me disgusta es lo que algunas veces se emite asegurando que es lo que la audiencia pide. Creo que tenemos la televisión que nos merecemos. -¿Qué vio en «Ana y los siete» que le convenció?

-Me pareció una serie amable. Cuando la veía haciendo zapping decía para mí: mira que guapos son todos y que bien se lo pasan.

-¿Y ahora que está dentro?

-Tengo la misma opinión. Trabajar en esta serie es muy enriquecedor, ya que no trabajamos a la manera tradicional.

-¿Y eso?

-Ninguno de los actores conocemos el futuro de nuestro personaje más allá de dos episodios por delante. De esta manera cada capítulo es una clara imitación de la vida, ya que en ningún momento sabes lo que te va a pasar.

-Por lo que me dice ve poca televisión...

-Lo justo. Puede que vea algún informativo de modo puntual o una película. Como le digo lo poco que veo es por ver el trabajo de los compañeros y para estar un poco al corriente de cómo van las cosas.

-¿Qué cree que está sucediendo en el medio?

-Estamos en un mundo de depredadores y la televisión es la prueba más evidente. Entiendo que las cadenas necesiten dinero para hacer sus programas, también entiendo que hay programas que no son ficción y que son baratos. Eso para mí no es cultura, eso es chismorreo y estamos educando a la población en los bajos instintos. Con esto no quiero decir que solamente hay que hacer cosas sesudas, las series pueden ser cultura, tratadas como deben ser.

-¿Dónde está el remedio?

-Si no te gusta una cosa lo que tienes que hacer es no fomentarla.