NaBai cede un polideportivo para ensalzar a presos etarras

D.MARTÍNEZ/J.PAGOLA | MADRID
Actualizado:

La coalición Nafarroa Bai -Aralar, PNV y EA-, que gobierna el Ayuntamiento de Berriozar (Navarra) con el apoyo de la ilegalizada ANV, cedió el polideportivo municipal a un colectivo de jóvenes filoetarras y okupas para la celebración de un acto que degeneró en un homenaje a presos de ETA y de Segi detenidos en 2008.

Organizado por Iruñeko Gazte Asanblada -asamblea de jóvenes de Pamplona-, el evento se convocó con la excusa de un concierto rock, pero al final unos doce jóvenes se subieron al escenario portando una pancarta con la fotografía de un etarra navarro preso. Entre ellos estaba María Lizarraga Merino arrestada el 23 de septiembre en Francia en compañía de Unai Fano, asesor de la «comisión negociadora» que nombró Batasuna para el «proceso de paz». Natural de Pamplona y titulada en trabajo social, Lizarraga huyó a Francia en junio de 2008 y en el momento de su captura se la integraba en el «aparato de logística». Además de militante de Segi, ocupó el puesto catorce en la lista al Parlamento navarro presentada por la «izquierda abertzale» que encabezó Pernando Barrena en mayo de 2007, candidatura que fue anulada por los tribunales. Junto a ella fueron fueron homenajeados cinco individuos detenidos por su pertenencia a Segi. Uno de ellos, Odei Ijurko fue condenado el pasado día 5 a 16 años de prisión por intentar quemar vivos a dos policías forales a los que lanzó sendos artefactos explosivos cuando participaba en un acto destinado a boicotear la jornada electoral del 9 de marzo de 2008 en Pamplona.

Igualmente fue enaltecido Gorka Sueskun González, uno de los máximos responsables de Segi en Pamplona. Detenido el pasado 30 de septiembre. está acusado de cuatro actos de «kale borroka». En esta operación fue arrestado Iñaki Marín, que, como el anterior, recibió el homenaje en Berriozar. A estos nombres se unen los de Luis Goñi Lara y Xabier Sagardoi Lana, detenidos en agosto de 2008.