El «museo» de Isabel La Real

JAVIER LÓPEZJAÉN. La abadesa del monasterio de Santa Isabel la Real, Isabel Fernández Prados, y el director de la Fundación Caja Madrid, Rafael Spottorno, firmaron ayer el convenio para la

Actualizado:

JAVIER LÓPEZ

JAÉN. La abadesa del monasterio de Santa Isabel la Real, Isabel Fernández Prados, y el director de la Fundación Caja Madrid, Rafael Spottorno, firmaron ayer el convenio para la restauración integral del presbiterio de la iglesia del monasterio granadino, que una vez concluyan los arreglos contará con un museo. El proyecto que acometerá la Fundación Caja Madrid prevé la restauración de la totalidad del espacio del presbiterio que, según los expertos, es el más significativo del conjunto.

Esto incluye, por una parte, la restauración de los elementos arquitectónicos deteriorados de esta zona del templo -entre los que destaca la excepcional armadura de madera- y, por otra, la de los diferentes elementos artísticos que la decoran, como los magníficos murales del XVIII. También se restaurará el retablo, que combina magistralmente elementos escultóricos y pictóricos y pertenece a uno de los períodos más fructíferos de la retablística granadina.

Asimismo, el plan de la Fundación Caja Madrid prevé la instalación, en una de las dependencias del Monasterio, de un espacio museístico que permita al visitante profundizar en los diversos aspectos de este conjunto patrimonial. El presupuesto total de este plan de restauración asciende a la cantidad de 1.185.910 euros, de los cuales la Comunidad de Franciscanas Clarisas aporta el 20 por ciento.

Patrimonio de la Humanidad

El Real Convento de Santa Isabel la Real, situado en el Albaicín granadino declarado patrimonio de la Humanidad, es la primera de las grandes obras erigidas por los Reyes Católicos en Granada. Fundado por las monjas Franciscanas Clarisas en 1504, el conjunto constituye uno de los pocos ejemplos monásticos de la ciudad que conserva íntegras, en buen estado y abiertas al público, las principales dependencias que lo conforman: compás de entrada, iglesia y torre, coros alto y bajo, cocina, refectorio, escalera principal y dormitorios.

La intervención de la Fundación madrileña culminará un proceso restaurador del convento ininterrumpido y llevado a cabo desde 1991, principalmente por iniciativa y a expensas de las monjas, bajo la dirección y asesoramiento del arquitecto e investigador Carlos Sánchez.

Tras la restauración la Fundación Caja Madrid instalará un pequeño museo, que se ubicará en una dependencia del claustro y que completará el circuito de la visita al convento. El propósito de este museo es profundizar en los diversos aspectos de este conjunto patrimonial. Este espacio contará con un audiovisual que reflejará los aspectos históricos y constructivos del edificio y con una serie de maquetas que reproducen los techos más significativos del convento y que permitirá al visitante conocer de cerca detalles ornamentales y constructivos de éstos, difícilmente apreciables a primera vista.

El monasterio jiennense contará tras su restauración, que financiará Caja Madrid, con un espacio museístico que permitirá profundizar en los aspectos escultóricos y artísticos de este rico conjunto patrimonial del XVI

MANUEL MIRÓ

En la imagen, la cúpula del monasterio jiennense que será restaurado