Reunión de ayer entre PP, Cs y Vox para hacer presidente a López Miras, segundo por la izquierda
Reunión de ayer entre PP, Cs y Vox para hacer presidente a López Miras, segundo por la izquierda - EFE

Murcia y Madrid siguen en el aire pese al optimismo del PP

El apoyo de Vox a López Miras estaría ya más cerca, pero «aún no hay nada cerrado»

MadridActualizado:

Los Ejecutivos autonómicos de Murcia y Madrid se le resisten al PP, que sigue trabajando en llegar a acuerdos con Vox y Cs para lograr la investidura de sus candidatos. Ayer estos tres partidos volvieron a reunirse —y ya van cuatro veces— en la capital murciana para tratar de desbloquear la investidura del popular Fernando López Miras, y todas las partes coinciden en que hubo avances, aunque aún insuficientes. Mientras que en Madrid el PP se muestra «esperanzado», las otras dos piezas esenciales para que el engranaje funcione, Cs y Vox, siguen mostrando reticencias mutuas.

Cuanto más se alarga la formación de gobierno en las dos regiones, mayor es la importancia que adquieren a nivel nacional. Prueba de ello fueron las palabras del secretario general del PP, Teodoro García Egea, que realizó ayer una comparativa entre los dos bloqueos y la investidura de Pedro Sánchez. El número dos de Pablo Casado aseguró que el centro-derecha «no se parece» a la izquierda, a quien lanzó una pulla: «Nosotros somos capaces de ponernos de acuerdo». «Soy optimista», afirmó antes de recordar que «nadie podría entender» que quienes piensan «lo mismo» no se pongan de acuerdo.

Mientras García Egea hablaba en la sede nacional, en un hotel de Murcia tenía lugar la cuarta reunión entre su partido y representantes de Vox y Cs. López Miras, un candidato que ya ha vivido un rechazo de la Asamblea, reconoció que las conversaciones no iban «todo lo rápido» que le gustaría, pero sí consideró que se dio un «paso importante».

Y es que, según informó Efe, Vox acudió con un documento que la portavoz naranja, Isabel Franco, calificó como «una adenda» al pacto que su partido ha firmado con el PP, lo que lo hacía asumible «en todo momento». Eso sí, remarcó la distancia que existe entre Cs y Vox recordando que se está negociando un acuerdo de investidura y no uno de gobierno porque este último ya existe. «No se trata de firmas a tres», subrayó, sino de acercar intereses.

Por su parte, al término del encuentro, el portavoz murciano de Vox, Luis Gestoso, aseguró que «cerrado aún no hay nada», pero que se dieron «pasos muy importantes». En Vox resaltaron la «buena sintonía» y confían por tanto en los próximos días en llegar a un acuerdo con las otras dos formaciones del bloque de la derecha. Según ha podido saber ABC, en el partido de Santiago Abascal están dispuestos a facilitar la investidura de López Miras y renunciar a entrar en el Gobierno si PP y, sobre todo, Cs se comprometen por escrito o verbalmente —podría ser durante la sesión de investidura— a que las medidas que proponen se cumplan. El sondeo que ayer publicó «La Verdad» vaticina un «sorpasso» de Vox a Cs en caso de adelanto electoral en Murcia y esa será una de sus bazas a jugar en las futuras mesas de negociación.

«Esperanza» en Madrid

La número dos del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, se declaró ayer «muy esperanzada» sobre las posibilidades de llegar a un acuerdo en la comunidad. El presidente autonómico en funciones, Pedro Rollán, se pronunció en la misma línea y destacó que Vox «está matizando sus reivindicaciones» a la vez que «Cs está teniendo la generosidad que demandaba Vox». Pero el sábado, el portavoz de Cs, Ignacio Aguado, cargó contra Vox asegurando que «venía a combatir a la izquierda y está aliándose con ella».