Mueren dos ocupantes de un vehículo al ser arrollados por un tren en Burgos

MAR GONZÁLEZBURGOS. Dos hombres fallecieron ayer al ser arrollado por el tren el vehículo en el que viajaban en un paso a nivel sin barreras en Briviesca. La Administración de Infraestructuras

Actualizado:

MAR GONZÁLEZ

BURGOS. Dos hombres fallecieron ayer al ser arrollado por el tren el vehículo en el que viajaban en un paso a nivel sin barreras en Briviesca. La Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) afirma que las señales acústicas y sonoras funcionaron perfectamente.

Los hechos ocurrieron poco antes de las tres de la tarde en el paso a nivel sin barreras ubicado entre las localidades burgalesas de Briviesca y Calzada de Bureba. Fue exactamente en el kilómetro 420,623 de la línea férrea Madrid-Irún, en el cruce con una carretera secundaria que conduce a Miranda de Ebro, donde ambos fallecidos trabajaban como albañiles.

Por causas que se desconocen por el momento, el vehículo, una pequeña furgoneta de color plateado, atravesó el paso a nivel en el momento en el que circulaba por la vía el tren regional que cubre el trayecto Burgos-Vitoria. El maquinista intentó frenar pero no pudo evitar arrollar al vehículo que quedó atrapado bajo las ruedas del tren.

Seguridad de Renfe alertó al Servicio de Emergencias 112 a las tres menos diez de la tarde. Inicialmente se informó de la existencia de una persona fallecida que había salido despedida del vehículo como consecuencia del accidente.

Efectivos de la Guardia Civil, Policía Municipal y un equipo médico de Briviesca se desplazaron hasta el lugar de los hechos, próximo a la localidad. Allí descubrieron a una segunda persona muerta que había quedado atrapada en el interior del vehículo.

Al comprobar el estado de la furgoneta siniestrada se dio avisó a los bomberos de la Diputación de Burgos, para extraer el cuerpo del amasijo de hierros en el que quedó convertido el vehículo.

Señales acústicas y luminosas

Fuentes de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias, ADIF, afirmaron que, aunque el paso a nivel no tiene barreras, «está protegido con señales luminosas y acústicas que funcionan perfectamente» por lo que apuntan como causa probable del suceso una posible «imprudencia» del conductor, que invadió la vía cuando pasaba el tren. Además, desde ADIF dejaron claro que este tipo de pasos a nivel sin barreras son habituales en los cruces con carreteras secundarias o caminos agrícolas ubicados fuera de los términos municipales.

En estos lugares se estima que el volumen de vehículos que atraviesa la vía férrea es menor y, en todo caso, el paso de trenes se avisa con tiempo suficiente mediante un semáforo luminoso y una señal acústica.