Lugar de la carretera en el que tuvo lugar el accidente de los dos militares. Madero Cubero

Mueren dos militares al volcar el vehículo blindado en el que hacían prácticas

CÓRDOBA. Pablo M. Díez
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dos militares, los sargentos primeros Juan Cepedello Pineda y Enrique de la Rosa Gálvez, perdieron ayer la vida en Córdoba al volcar el vehículo blindado en el que hacían prácticas. El siniestro tuvo lugar cuando, hacia las doce y cuarto del mediodía, el BMR (Blindado Medio sobre Ruedas) en el que ambos viajaban volcó en el punto kilométrico 224 de la carretera N-432 Badajoz-Granada, a unos 20 kilómetros de la base cordobesa de Cerro Muriano, adscrita al Eurocuerpo y donde se ubica la Brigada Mecanizada X «Guzmán el Bueno». Ambos iban a ser destinados a Bosnia con su unidad en diciembre.

La primera hipótesis que baraja la investigación militar abierta descarta, en principio, cualquier fallo técnico. Por causas que aún se desconocen, la rueda trasera del BMR se salió de la carretera al tomar una curva y entrar en contacto con la grava de la cuneta, por lo que el vehículo perdió la estabilidad. Para intentar recuperar la trayectoria, el piloto, al parecer, dio un brusco volantazo y el blindado viró derrapando hasta quedar en sentido opuesto a la marcha del convoy militar, invadiendo el carril contrario y cayendo por la cuneta situada al otro lado de la calzada.

Al volcar, los dos sargentos primero, que según algunos testigos presenciales iban asomados por la escotilla, quedaron atrapados entre el talud y el vehículo, por lo que, con sus cuerpos aplastados debido al peso del blindaje, fallecieron en el acto. Los militares, que ya disponían del carné necesario para pilotar este tipo de vehículos, se encontraban realizando un curso de perfeccionamiento y no circulaban a más de 60 kilómetros por hora.

Juan Cepedello había nacido en febrero de 1966 en la localidad cordobesa de La Carlota, estaba casado y tenía dos hijos, mientras que Enrique de la Rosa, natural de Baeza (Jaén) y de 38 años de edad, también estaba casado y tenía un hijo. Este accidente es el segundo en lo que va de año en el que se ven involucrados militares de la base de Cerro Muriano.