Mueren cuatro jóvenes al chocar su coche contra un camión cisterna

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

ABC

CÁDIZ. Un total de 21 personas fallecieron el fin de semana (hasta las ocho de la tarde de ayer) en las carreteras españolas como consecuencia de accidentes de tráfico, lo que supone una víctima menos que el pasado año, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

El más grave de estos accidentes se produjo en Vejer de la Frontera (Cádiz) donde cuatro jóvenes murieron poco antes de las siete de la mañana de ayer al chocar frontalmente el automóvil que ocupaban contra un camión cisterna.

El impacto de la colisión fue de tal violencia que los cuatro muchachos, vecinos de Algeciras, fallecieron en el lugar del accidente, según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, El vehículo quedó completamente destrozado. El conductor del camión resultó herido grave. Tres de los fallecidos, de 23, 25 y 26 años, eran de nacionalidad española y el cuarto, de 19 años, era marroquí.

La DGT señaló que los dos fallecidos más jóvenes viajaban sin el preceptivo cinturón de seguridad. Asimismo y aunque la investigación permanece abierta, todo apunta a la velocidad inadecuada como causa del siniestro.

Por otra parte, también ayer y a pocos kilómetros del anterior, en la localidad gaditana de Los Barrios, se produjo otro accidente en el que perdió la vida una persona y cuatro resultaron heridas, dos de ellas de gravedad.

En Cataluña, un joven de 23 años murió al salirse de la calzada la moto que conducía en Llagostera (Gerona). El accidente ocurrió a las 11,30 horas en el kilómetro 7 de la carretera GI-674. Enric S. R., vecino de Mataró (Barcelona), fue trasladado con vida al hospital Josep Trueta de Gerona, pero falleció posteriormente.

Atropella a un anciano y se fuga

Galicia registró también dos accidentes mortales. Un hombre de 42 años, Julio P. A., murió al salirse de la calzada y volcar la furgoneta que conducía, en el término municipal de Valdoviño (La Coruña). Su acompañante sufrió heridas leves. La segunda víctima murió en Villagarcía (Pontevedra), tras ser atropellada por un conductor que se dio a la fuga, aunque posteriormente fue detenido, informaron a Efe fuentes de la Policía Local.

El suceso se produjo sobre las cinco de la tarde, cuando un vehículo rojo arrolló a un peatón, al parecer un anciano, en la zona de la recta de Rubianes, en la que la velocidad está limitada a 50 kilómetros por hora.

Además de estos siniestros con víctimas mortales, hubo que lamentar otros accidentes con heridos de diversa consideración. Así, en las proximidades de Lugo y en Andalucía y Castilla y León tres colisiones causaron un elevado número de lesionados. En Almería, siete personas sufrieron heridas, dos de ellas de carácter grave, en un choque en el que se vieron implicados tres vehículos. En Medina de Rioseco (Valladolid) tuvo lugar una colisión múltiple en la que se vieron involucrados al menos tres coches. Cuatro personas de entre 23 y 44 años sufrieron heridas y debieron ser trasladadas en helicóptero a centros sanitarios de Valladolid. En su auxilio acudieron también la Guardia Civil y el Cuerpo de Bomberos.