Muere el diseñador David Delfín

Ya en su primer desfile algunos le quisieron poner la soga al cuello. Polémica colección que...

Actualizado:

Ya en su primer desfile algunos le quisieron poner la soga al cuello. Polémica colección que muchos no entendieron. Ni su surrealismo ni las referencias a Madrid y Buñuel de su colección. Él se defendió y demostró que le quedaba mucha pasarela por recorrer. Capaz de convertirla en un circo, en un Carnaval, en un funeral. Y casi siempre en una fiesta. Sus desfiles los señalábamos en rojo en el calendario. Todos, con su sello. La pregunta era siempre con qué nos iba a sorprender. La provocación, accidental o no, no eclipsó nunca al diseñador de suprema imaginación. Un modisto perfeccionista, que de pequeño daba ya sus primeras puntadas en Marbella junto a María, su madre costurera. David Delfín fue siempre de la mano de su musa, Bimba. A la que vistió y desvistió mil veces y de mil maneras. Siempre juntos en un viaje vital demasiado corto. Murió el sábado en Madrid y su capilla ardiente se instala desde este domingo en el Museo del Traje de Madrid.-Redacción-