La movilización de la sociedad civil en Baleares

Es responsabilidad de los españoles decir «¡basta!», y apostar por el progreso y la solidaridad entre las comunidades autónomas

Actualizado:

Todavía recuerdo el canto popular en el que se atribuía –de forma no siempre infundada- al carácter del mallorquín medio una cierta apatía a la hora de levantarse del sofá, para reivindicar o exteriorizar sus ideas y sentimientos. Como justificación, se recurría a nuestro carácter «insular». Sin embargo, esas ideas y sentimientos existían -doy fe- en el intelecto y el corazón de nuestros conciudadanos.

Y, si bien en muchas de aquellas manifestaciones y concentraciones del pasado no se alcanzaba el millar de participantes -tónica dominante durante muchos años-, lo cierto es que finalmente, el contexto histórico que vivimos el año pasado en nuestro país fue un revulsivo que marcó un antes y un

Cosme Bernat BrullCosme Bernat Brull