Un motorista muere en San Sebastián al caerle un árbol por el fuerte viento

S. R.MADRID. El temporal de viento y nieve que azota a la mitad norte peninsular en las últimas horas dejó ayer una víctima mortal. Un motorista de 40 años perdió la vida y otro resultó herido al caer

Actualizado:

S. R.

MADRID. El temporal de viento y nieve que azota a la mitad norte peninsular en las últimas horas dejó ayer una víctima mortal. Un motorista de 40 años perdió la vida y otro resultó herido al caer sobre ellos un gran árbol cuando ambos circulaban en sendos ciclomotores por el barrio de Amara de San Sebastián, según informaron los Bomberos de la capital guipuzcoana.

Alrededor de las cuatro de la tarde, y al parecer debido al viento, un árbol de gran envergadura se desplomó sobre los dos sentidos de la calzada en el momento en que el fallecido y otro varón circulaban por el paseo de Zorroaga, uno en dirección a Anoeta y otro hacia el barrio de Loyola. El tronco del árbol, de unos ocho metros de altura, alcanzó de lleno a uno de los dos motoristas, que falleció prácticamente en el acto. El otro herido cayó al suelo al ser golpeado por las ramas superiores del árbol. Su estado no reviste gravedad.

Además, la situación meteorológica provocó ayer contratiempos en media España. En Aragón, el temporal dificultó el tráfico en varios tramos de la red viaria del Pirineo de Huesca y obligó al uso de cadenas en el puerto de Monrepós y en los pasos fronterizos de Portalet y Somport. El puerto de Piqueras, que comunica Soria con La Rioja, también permaneció cerrado para todo tipo de vehículos debido a la nieve. En el País Vasco, los puertos de Opakua y Herrera fueron cerrados al tráfico de camiones.

El Gobierno de Navarra activó ayer con 87 quitanieves debido a la alerta naranja. Pese a la nevada, al cierre de esta edición no se habían producido problemas importantes en la red viaria. Sólo hubo que cerrar el puerto de San Miguel de Aralar (NA-7510) y eran necesarias las cadenas a partir del kilómetro 12 en el puerto de Belagua (NA-1370, Isaba-Francia), informa A. Lardiés.

En Cantabria, se produjeron una veintena de incidencias. Así, las rachas de viento, de casi 100 kilómetros por hora, provocaron la caída de árboles en la carretera autonómica CA-256, a su paso por La Veguilla, y en la N-634, a la altura de Pámanes. La nieve también causó problemas de tráfico en la zona de Pesquera, en Reinosa, y obligó a cerrar el puerto de Lunada, en el límite con Burgos, informa R. Fernández.