Morales usa a la prensa de su país para justificar su acusación al PP
Evo Morales ha dado una rueda de prensa al término de la cumbre UE-Comunidad Andina / REUTERS

Morales usa a la prensa de su país para justificar su acusación al PP

Muestra una «investigación» llevada a cabo en Bolivia para probar la intentona de golpe de Estado contra él a través de una fundación

LUIS AYLLÓN / ABC.es | MADRID
Actualizado:

Después de retractarse de sus palabras sobre los homosexuales a primera hora, posteriormente Evo Morales ha asegurado en otra rueda de prensa en Madrid que no "ha acusado" al PP diciendo que intentó financiar un golpe de Estado en su contra, sino que hizo referencias a informaciones de los medios. El presidente boliviano ha presentado por ese motivo un puñado de recortes de prensa, y de manera muy confusa, ha comenzado a leer una tras otra esas informaciones de los medios. En esos artículos se pone en tela de juicio a la Fundación Iberoamérica Europa y en concreto se apunta a que está siendo investigada por la Generalitat de Cataluña y por la Oficina Antifraude de la UE (OLAF).

Al término de la cumbre entre la UE y la Comunidad Andina, Morales ha tratado de esta forma aclarar la polémica suscitada por sus declaraciones en las que responsabilizaba al PP "mediante una fundación" de estar detrás de un fallido golpe de Estado en Bolivia. Ha dicho que en Bolivia se ha llevado a cabo una "profunda investigación" que detectó la financiación de grupos separatistas en el país. En concreto hizo mención a una información del Reporte del Flujo de Fondos de la Unidad de Análisis Financiero de Bolivia, según el cual, la Fundación Iberoamérica Europa hizo llegar entre marzo de 2008 y abril de 2009 un total de "2.140.550 bolivianos" (más de 252.000 euros) a la Cámara de Comercio e Industria (Cainco). Según Morales, Cainco es "una organización empresarial que de forma institucional estaba comprometida en un intento de golpe de Estado". Dicha organización, ha agregado, transfirió a su vez el dinero a "sujetos y organizaciones" que estaban siendo investigados por "separatismo y terrorismo". Las informaciones apuntan directamente a personal del ex jefe del presidente del Gobierno, José María Aznar, y en concreto a su ex jefe de gabinete de prensa, Pablo Izquierdo, antiguo diputado del PP que después trabajó en la citada fundación.