Montilla pide a Zapatero un pacto de Estado con las autonomías

IVA ANGUERA DE SOJO | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente de la Generalitat, José Montilla, aprovechó ayer la convocatoria del Foro ABC, organizado por Deloitte, para reclamar a Zapatero el impulso de un pacto de Estado entre los tres niveles de la administración -central, autonómica y local- que marque la estrategia de salida de la crisis. «Se está trabajando para lograr acuerdos con los principales agentes económicos y sociales», señaló Montilla en referencia a los acuerdos de Zurbano o a los acercamientos del Gobierno con patronal y sindicatos. «Pero hay un acuerdo, tanto o más necesario que estos pactos políticos, económicos y sociales», advirtió en referencia a la necesidad de conciliar las prioridades de las tres administraciones.

Montilla se declaró dispuesto a «arrimar el hombro» pero recordó a Zapatero que poco podrá corregir el rumbo económico de España sin pactarlo con la administración que hoy realiza el mayor volumen del gasto público en España. Reclamó además «lealtad institucional» entre administraciones a la hora de adoptar nuevas medidas anticrisis y puso como ejemplo de falta de lealtad las disfunciones creadas en los presupuestos autonómicos por la Ley de la dependencia.

Reducción del déficit

El presidente catalán se resistió a fijar los parámetros en los que debería moverse ese pacto, pero apuntó que el acuerdo entre Gobierno y comunidades para la reducción del déficit «es un primer paso» en la buena dirección. «La descentralización nos hace fuertes», advirtió como colofón a su exigencia de más peso autonómico en la definición de salida de la crisis.

La reivindicación catalana vino precedida por una defensa, no entusiasta, eso sí, de la política económica del Gobierno.

«Todos los gobiernos están actuando con un notable grado de improvisación», señaló Montilla en lo que pareció una disculpa ante los bandazos del ejecutivo de Zapatero en materia económica. Una política que en más de una ocasión ha sido criticada por la Generalitat, y especialmente por su consejero de Economía, Antoni Castells, lo que quizá explique la notoria ausencia de miembros del Ejecutivo en la conferencia a la que sólo asistió, en calidad de representante del Gobierno, el vicepresidente tercero, Manuel Chaves.

Al margen de la crisis, Montilla no pudo esquivar la próxima contienda electoral en Cataluña, en la que sale en desventaja respecto al convergente Artur Mas. El candidato «in pectore» del PSC -su proclamación se oficializará este fin de semana y será ratificado el próximo sábado 17 por el Consejo Nacional del partido- descartó un «pacto a la vasca» en Cataluña, como el protagonizado por Patxi López en el País Vasco

«Estamos en las antípodas políticas», señaló tras recordar que el PP «es el responsable de la mayor parte» del recurso interpuesto ante el TC contra el Estatuto catalán y que ambas formaciones tienen una visión opuesta en materia de autogobierno.

«Cataluña es una nación»

Previamente Montilla había hecho una encendida defensa del Estatuto catalán y de su plena constitucionalidad. Aseguró guardar un «exquisito respeto» sobre la independencia del Altro Tribunal, pero advirtió de que «el pacto político conseguido entre representantes de la soberanía del conjunto de los españoles y del conjunto de los catalanes, trasciende a mi juicio la eventualidad de una sentencia negativa del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto», advirtió Montilla, quien sin embargo aseguró que «la sentencia, sea la que fuere, cuando llegue, será acatada por quien hoy les habla».

En este contexto, dejó claro que avala la definición de Cataluña como «nación» en el preámbulo del texto, puesta en duda recientemente por Zapatero. Y dejó claras sus credenciales «catalán y catalanista, y español y federalista, sin que sean contradictorios».

Montilla no se sustrajo a la tentación de mencionar el principal caso de corrupción que afecta mayoritariamente al PP para reclamar a su líder, Mariano Rajoy, una reacción contundente. «No se puede estar todo el día predicando contra la corrupción, y obviando sistemáticamente la responsabilidad política en los casos que nos conciernen», señaló tras recordar el cese del alcalde de Santa Coloma de Gramanet.