Moncloa obliga a todos los ministros a condicionar sus Presupuestos a la Igualdad

Moncloa obliga a todos los ministros a condicionar sus Presupuestos a la Igualdad

MARIANO CALLEJA | MADRID
Actualizado:

Las «croquetas de mi Puri», aquellas del anuncio de Letras del Tesoro que el Ministerio de Economía se vio obligado a retirar por «sexista» tras la regañina de la ministra de Igualdad, no tienen cabida en el informe de impacto por razón de género del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2009, que el Ministerio de Presidencia acaba de remitir al Congreso de los Diputados. La orden de Moncloa para que la igualdad de sexos sea una política prioritaria en todos los frentes es inequívoca y los Ministerios la han cumplido a rajatabla en sus presupuestos. Así se refleja en el «Informe de impacto de género», un texto de 148 páginas que parece una competición entre ministros para ver quién es más igualitario (sólo entre sexos), y sobre todo más políticamente correcto.

El episodio de «las croquetas de mi Puri» ha quedado como un manchón en el historial igualitario del Ministerio de Economía, así que Pedro Solbes se ha esforzado en el informe remitido al Ministerio de la Presidencia para demostrar que es tan políticamente correcto como los demás.

Para empezar, el Ministerio de Solbes se compromete a utilizar un lenguaje no sexista y a impedir que las campañas de promoción de la Deuda del Estado tengan un contenido sexista. El ímprobo esfuerzo igualitario llega a todos los rincones. Por ejemplo, a los servicios de transportes de los Ministerios, gestionado por el Parque Móvil. Tras reconocer que este programa no tiene, «en principio, incidencia directa en materia de igualdad», luego se cubre las espaldas: «Aunque puede tenerla de forma indirecta, en función de la composición del colectivo que se beneficia de estos servicios». No se libra nada ni nadie.

«La política presupuestaria no es neutra en cuanto a igualdad de género», advierte el Ministerio de Economía. «Al determinar los estados de gastos de los Presupuestos Generales del Estado y establecer las dotaciones presupuestarias que se elaboran por los distintos departamentos ministeriales, se vienen considerando como prioritarias políticas de gasto con actuaciones destinadas a conseguir este objetivo».

Fuentes del Ministerio de la Presidencia comentaron a ABC que el informe de impacto de género era un compromiso electoral del PSOE y está previsto en la ley de Igualdad. «Es una herramienta de trabajo fundamental porque la igualdad es prioridad para este Gobierno», añadieron.

En el informe parcial del Ministerio de Defensa, se afirma que «se aplicará una perspectiva de género como principio transversal de la regulación del personal de las Fuerzas Armadas». La mujer, explica el Departamento que dirige Carme Chacón, puede incorporarse a todos los empleos y a todos los destinos sin excepción. «No existen unidades estrictamente femeninas, con lo que la convivencia de mujeres y hombres alcanza a todos los ámbitos de los ejércitos». En la actualidad, las mujeres son el 12,3 por ciento de las Fuerzas Armadas.

Como medida concreta, «se realizará una auditoría en las diferentes instalaciones militares para verificar que éstas son adecuadas a su uso indistinto por hombres y mujeres».

Pruebas físicas

En el Ministerio de Interior se explica que el ingreso medio de las mujeres supera ya el 17 por ciento en los Cuerpos de Seguridad del Estado. Reconoce que se han modificado los reglamentos de procesos selectivos y los cuadros de pruebas físicas a fin de facilitar la incorporación de la mujer.

En materia de Tráfico, se realizará un estudio sobre accidentalidad y conducción, distinguiendo las diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a las percepciones de riesgo, sanciones, denuncias, valoración de medidas y diferentes comportamientos. Lo cual cae en flagrante contradicción de otra medida «igualitaria» puesta en marcha por el Ministerio de Economía, ya que se compromete a vigilar la prohibición de seguros en los que se considere el sexo como factor de cálculo de primas.

En la composición de las Mesas de Contratación y Comités Técnicos se procurará la paridad entre hombres y mujeres. «En caso de empate entre dos o más proposiciones, la propuesta de adjudicación se hará, en último término, a favor de la empresa con mayor porcentaje de mujeres empleadas fijas».

El Ministerio de Fomento también participa en el certamen de favoritismo hacia la mujer. En materia de contratos administrativos, recuerda la obligatoriedad de que exista un porcentaje de personal femenino. En cuanto a las subvenciones, la participación de la mujer en la actividad subvencionada otorga «una diferencia de dos puntos» a su favor.

El Ministerio de Trabajo e Inmigración, que sí tendría mucho que decir en el asunto de igualdad entre hombres y mujeres, subraya que en el área de Inmigración «no existen partidas presupuestarias específicas que tengan por objeto favorecer la igualdad entre mujeres y hombres».

El informe de impacto de género tiene un capítulo especial dedicado a la lucha contra la violencia de género, con el dinero que destina cada Ministerio a acabar con esa lacra. Llama la atención que el único Departamento que reduce su partida en 2009 respecto al Presupuesto de 2008 es el de Educación, al pasar de 11,57 millones de euros a 10,24.