El ministro principal del Peñón amaga con aumentar la tensión
Los hombres del Instituto Armado están prevenidos - nono rico

El ministro principal del Peñón amaga con aumentar la tensión

La Guardia Civil está en alerta para actuar de inmediato ante cualquier eventualidad

MADRID/ALGECIRAS Actualizado:

Desde ayer por la tarde, las noticias sobre posibles provocaciones por parte de Gibraltar, que respondería así a la visita de Su Majestad el Rey, recorrían algunos despachos de la zona, según las fuentes consultadas por ABC. Aunque no trascendió información oficial, los hombres del Instituto Armado están prevenidos sobre esos incidentes que se puedan producir y que, por supuesto, provocarían su actuación inmediata. Hay cierta preocupación porque el ministro principal, Fabián Picardo, prefiere la tensión al diálogo en sus relaciones con España, tal como ha demostrado en la crisis de los pesqueros, aún no resuelta.

Basta recordar la información adelantada en su día por ABC en el sentido de que las autoridades del Peñón dieron instrucciones a sus patrulleras para que apresaran a uno de nuestros pesqueros. La decidida actuación de la Benemérita, que se interpuso entre unos y otros, evitó males mayores. Ese punto de inflexión demostró que, esta vez sí, los agentes tenían instrucciones precisas de sus mandos y además que estaban respaldados por las autoridades políticas.

En las informaciones que se cruzaban anoche también se hablaba de instrucciones para hacer apresamientos en caso de que se produjera cualquier incidente, incluido con la Guardia Civil. Si fuera necesario, intervendría la Armada británica, siempre según estas versiones.

Si fuera necesario, intervendría la Armada británica

No obstante, es de esperar que Londres advierta a Picardo que mida bien sus decisiones, porque la tensión en la zona puede llegar a hacerse insoportable. No obstante, ayer, apenas 24 horas antes de la llegada de Don Juan Carlos a Algeciras para una visita de trabajo con la Guardia Civil, se confirmaba que ocho aviones «Tornado» aterrizarán el viernes en Gibraltar para hacer unas maniobras militares, y que el lunes atracará en el puerto del Peñón un destructor de la Armada británica.

Don Juan Carlos vestirá uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, como corresponde al hecho de que se trata de una visita militar, aunque se haya abierto algo el programa para que los ciudadanos puedan mostrar su afecto al Rey.