La ministra de Fomento inaugura un nuevo tramo de la Autovía Cantabria-Meseta

EPCANTABRIA. La Ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, inauguró ayer un nuevo tramo de la Autovía Cantabria-Meseta, A-67, el que recorre el trayecto entre Pesquera y Reinosa. Álvarez aprovecho el

Actualizado:

EP

CANTABRIA. La Ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, inauguró ayer un nuevo tramo de la Autovía Cantabria-Meseta, A-67, el que recorre el trayecto entre Pesquera y Reinosa. Álvarez aprovecho el acto para anunciar que toda la Autovía a su paso por Cantabria, estará en servicio en 2007. «Hemos cumplido con el compromiso», declaraba a Eurpa Press.

A la inauguración asistieron también el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y los alcaldes de los municipios afectados por la obra: Reinosa, Santiurde, Campoo de Enmedio y San Miguel de Aguayo.

La ministra repasó las actuaciones de su departamento en la región y aseguró que su ejecución «se acelerará al máximo posible», puesto que las infraestructuras son una «asignatura pendiente» para la Comunidad Autónoma. «El esfuerzo inversor para mejorar las comunicaciones en Cantabria es una prioridad para el Ministerio de Fomento», afirmó.

Una obra complicada

En cuanto a la Autovía de la Meseta, Álvarez destacó la «complejidad del tramo» en cuestión, en el que se ha realizado «un esfuerzo considerable», teniendo en cuenta que es de una longitud de 8, 6 kilómetros y para su materialización se han invertido más de 112 millones de euros, entre el estudio, proyecto, expropiaciones y obras.

Además, la ministra confirmó que Fomento ha decidido «ampliar la capacidad» de la Autovía Santander-Torrelavega, por la que circulan 60.000 vehículos diariamente, y que ya está dada la orden de estudio, «el primer paso para que esta actuación sea una realidad».

Por su parte, Revilla mostró su alegría por ver la conclusión de este proyecto, que sustituirá a una «tortura de carretera» marcada por su «siniestralidad».

El tramo inaugurado hoy incluye catorce viaductos y un doble túnel, cuyas superficies representan el veinticinco por ciento del total. Además, hay que destacar que se ha encontrado con dificultades que han influido razonablemente en el plazo de finalización, como las nevadas de los dos últimos inviernos, que paralizaron absolutamente la obra y los problemas geotécnicos, por la inestabilidad de taludes.