La cabecera de la mnifestación de esta tarde en San Sebastián

Miles de personas secundan en San Sebastián la convocatoria de «Basta Ya» contra el «nacionalismo obligatorio»

San Sebastián. Vp
Actualizado:

Miles de personas acudieron a la convocatoria de la plataforma ´Basta Ya´ en San Sebastián para protestar contra el ´nacionalismo obligatorio´. Representantes del Gobierno, dirigentes del PP y el PSOE, y familiares de víctimas de ETA secundaron esta concentración tras la pancarta de cabecera en la que se podía leer: "Por la Constitución y el Estatuto. No al nacionalismo obligatorio". El manifiesto denuncia que la banda terrorista ETA pretende crear un "Frankenstein político" a base de pedazos de países vigentes contra la voluntad de sus ciudadanos y que los nacionalistas están imponiendo una hegemonía uniformizadora "como precio al final de la violencia que ellos se encargarán de pactar con ETA". El Gobierno central, el PSOE y el PP han decidido hoy arropar lamanifestación convocada por la iniciativa nacionalista ´Basta ya´ queha recuperado el mensaje en favor del Estatuto y la Constitución queenarboló en la segunda manifestación del 23 de septiembre del 2000, yle ha añadido el lema "Nacionalismo obligatorio no". La manifestación que comenzó a las 17. 30 horas en los jardines deAlerdi Eder supone una reivindicación de las víctimas del terrorismoy del actual marco constitucional, así como una crítica a la posicióndel Gobierno vasco y del PNV. Los asistentes corearon "Libertad, libertad" durante los tres kilómetros de recorrido de la marchamientras por encima de sus cabezas volaban globos con los colores laikurriña, otros con los colores de la bandera española y otros azulessimbolizando la ciudad donostiarra. Por parte del PSOE acudieron entre otros, Patxi López, secretariogeneral en el País Vasco; Trinidad Jiménez, candidata a la Alcaldíade Madrid; y Txiqui Benegas. El secretario general del PSOE, JoséLuis Rodríguez Zapatero, declaró que la manifestación constituye "unpaso más de la lucha por la libertad y la convivencia" cuyaimportancia radica en que surge de la ciudadanía. Zapatero subrayó que el lehendakari Ibarretxe está llevando en suronda de presentación de su propuesta soberanista "un baño derealismo", puesto que ha habido un número importante de sectores, másallá de dos partidos, que la han dado un no rotundo a su propuesta, por el método y por el fin. Para Zapatero, el lehendakari lo quetiene que hacer es cerrar la presente ronda, y abrir otra nueva parapresentar una propuesta en favor de la libertad y de la defensa de lademocracia y de las víctimas, y asimismo "decir a ETA que nuncaobtendrá nada por la violencia, y que no comparte sus fines ni, porsupuesto, sus métodos". En representación del Gobierno acudieron los ministros de AsuntosExteriores, Ana Palacio, de Interior Angel Acebes y de Justicia, JoséMaría Michavila. El ministro de Interior afirmó que la manifestaciónabre "una gran puerta a la libertad" por ello mostró su apoyo a laspersonas que sufren "persecución" frente a aquellos "que pretendenexcluir a una parte de los vascos, restringir sus derechos, amenazarles y coaccionarles". Entre los miles de asistentes se pudieron ver al Defensor delPueblo, Enrique Múgica que acusó al nacionalismo moderado de guardar "cierta pasividad" frente al nacionalismo violento; a Vidal deNicolás (del Foro de Ermua), al filósofo Fernando Savater, alperiodista Gorka Landáburu, al párroco de Maruri, Jaime Larrinaga, aNicolás Redondo, al escultor Agustín Ibarrola, y a Consuelo Ordóñez, hermana del dirigente del PP Gregorio Ordóñez asesinado por ETA. Esta última reclamó, momentos antes de comenzar la marcha, el derecho a tener "una vida tan normal como la que viven los nacionalistas" ypoder vivir "sin miedo". Mensaje contra ETA   En las pancartas de la manifestación se podrían leer mensajes como"ETA no"; "Nacionalismo, no, gracias"; "No nos pondrán de rodillas"; o "Para bailar ese tango hacen falta dos". La manifestación, queestaba convocada antes de conocerse la propuesta soberanista deIbarretxe, tenía como núcleo de su protesta la denuncia de la faltade libertad para los no nacionalistas en el País Vasco. La presidenta de la Fundación para la Libertad Edurne Uriarteexplicó que en Euskadi además del problema de ETA cuentan con elproblema del no pluralismo y la coacción para los no nacionalistasque no pueden expresar sus ideas sin miedo a la presión por parte delos nacionalistas. El departamento vasco de Interior decidió extremar las medidas deseguridad para garantizar la ausencia de incidentes. Así ordenó retirar los vehículos aparcados en las calles por las que discurrióla marcha y vigilar atentamente su recorrido, además el subsuelo dela ciudad también fue revisado para evitar posible incidentes duranteel desarrollo de la manifestación. La marcha se desarrolló con normalidad, entre gritos que pedían lalibertad, los aplausos y algún que otro grito de apoyo al juezBaltasar Garzón. Los manifestantes se detuvieron a silbar y aabuchear ante un balcón que exhibía una pancarta en favor de lospresos de ETA. Manifiesto por la libertad   La marcha finalizó en el Bulevar con la lectura de un manifiestoen español, euskera y francés. Ver texto íntegro