Vídeo: Impresionantes imágenes del atropello múltiple

El milagro del bebé de 12 días que salió ileso del accidente múltiple de Marbella

Los dos detenidos por los atropellos y el siniestro pasan a disposición del juez

MARBELLAActualizado:

Había sido su primera salida después de dar a luz. Estuvieron dando una vuelta por el paseo marítimo de Marbella y volvían a casa, en Nueva Andalucía. En el coche viajaban Paola y Manolo con su bebé, que solo tiene 12 días, y la perrita de ella, Nina. La familia al completo, como cuenta Diario Sur.

Minutos después de las nueve de la noche del domingo, cuando circulaban por la antigua N-340 a la altura del hotel Coral Beach, se encontraron de frente con un coche que invadió el sentido contrario. Era el Audi Q7 ocupado por dos británicos que minutos antes había sembrado el pánico en la avenida Lola Flores, en Puerto Banús, donde arrolló a tres peatones (a uno de ellos, supuestamente, de forma intencionada) tras una pelea en la puerta del Ocean Club. Según las primeras pesquisas, habían discutido con otro grupo de ingleses por unas chicas.

Manolo, que iba al volante, no pudo esquivarlo, igual que los conductores de otros tres coches que se vieron implicados en el accidente múltiple. Tras la colisión, «él se bajó corriendo, abrió la puerta y sacó al bebé, que iba en el maxi-cosi», relata un familiar. Milagrosamente, el pequeño es el único de los ocupantes de los vehículos siniestrados que salió completamente ileso. «Los médicos lo examinaron y no tenía nada, aunque va a tener que seguir revisiones», añade.

La madre, en cambio, ha pasado cerca de 48 horas en la UCI y sigue postrada en una cama del Costa del Sol. Tiene cinco vértebras rotas, fractura de cadera y ha de ser operada. «Está destrozada. Le han arrebatado la posibilidad de dar el pecho a su bebé», explica este familiar. A eso le suma la pérdida de Nina, una yorkshire que la había acompañado en los últimos 12 años y que murió a causa de la colisión. «Tiene una pena muy grande por su perra», apostilla.

Los dos británicos salieron corriendo tras la colisión, cada uno en una dirección diferente. Una patrulla de la Guardia Civil que los había esquivado en la avenida Lola Flores y que venía persiguiéndolos desde allí arrestó en la playa al que, según la investigación, sería el conductor del Q7. Dio positivo en cocaína y también en alcohol. El otro ocupante, de la misma edad, fue interceptado por la Policía Nacional; también dio positivo en alcohol –la tasa tampoco llegaba al límite penal– y en cannabis. Ambos tienen antecedentes policiales. El supuesto conductor, por delito contra la seguridad vial; su acompañante, por lesiones, según ha podido saber SUR. Ambos han pasado esta mañana a disposición de la autoridad judicial. La policía les leyó los derechos a ambos por presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa -al considerar que al menos uno de los atropellos fue intencionado- y contra la seguridad vial por conducción temeraria y por circular bajo los efectos de la droga. Ambos serán interrogados a lo largo de la mañana.