Miedo

A Pedro Sánchez, como a Sergio Ramos, le gusta ganar los partidos en el tiempo de descuento. Tiene una visión heroica de la política

Luis Herrero
MadridActualizado:

A Pedro Sánchez, como a Sergio Ramos, le gusta ganar los partidos en el tiempo de descuento. Tiene una visión heroica de la política. Le da igual la dureza del desafío. Su experiencia acredita que la última bala, en el último minuto, puede cambiar el signo de la batalla. Los pronósticos adversos le resbalan. Nadie daba un duro por él cuando derrotó a Eduardo Madina en las primarias de 2014. Ni cuando llevó al partido a la debacle electoral de 2015. Ni cuando empeoró la situación en las de 2016. Ni cuando sus barones le apuñalaron tres meses más tarde. Ni cuando se enfrentó a Susana Díaz en el duelo de 2017. Ni cuando

Luis HerreroLuis HerreroArticulista de OpiniónLuis Herrero