Microcirugía y hernia discal

Una prótesis flexible, en forma de «u», no mayor que una moneda de dos euros y fabricada en titanio, es el último avance en el tratamiento quirúrgico de la hernia discal lumbar, un trastorno que causa

Por José María Fernández-Rúa
Actualizado:

Una prótesis flexible, en forma de «u», no mayor que una moneda de dos euros y fabricada en titanio, es el último avance en el tratamiento quirúrgico de la hernia discal lumbar, un trastorno que causa nueve de cada diez problemas de espalda. La artrodesis interespinosa, una técnica aún reciente en España, ha sido debatida por los mayores especialistas en esta patología que ha reunido el doctor Francisco Villarejo, jefe de la Unidad de Neurocirugía de la Clínica la Luz , en Madrid. Esta técnica consiste básicamente en colocar con microcirugía una prótesis flexible con forma de «u» entre vértebra y vértebra y que se traduce en una recuperación rápida y en una solución para toda la vida para los pacientes con hernia discal lumbar. Los síntomas que produce la hernia discal son dolor, trastornos motores y sensitivos. En la columna cervical el dolor se caracteriza por cervicobraquialgia (dolor que comienza en la columna cervical y se irradia por una extremidad superior hasta los dedos) mientras que en las hernias lumbares el cuadro es una lumbociática, esto es, aparece en la región lumbar y se irradia por el miembro inferior hasta el pie). Además puede producirse pérdida de fuerza en la mano o en el pie. Según detalló el doctor Villarejo, la intervención para colocar esa prótesis de titanio se realiza con anestesia local o general y a las veinticuatro horas el paciente puede regresar a su domicilio. Aunque no hay una norma general, su incorporación al trabajo lo puede hacer a los doce o quince días de la intervención. Esta técnica puede aplicarse -según explica este neurocirujano- en pacientes con estenosis vertebral en la zona lumbar; hernia discal lumbar muy voluminosa y en aquellos que ya han sido intervenidos pero siguen teniendo dolor lumbar.