Imagen de una parte de alambrada, después de que un grupo dde inmigrantes subsaharianos ha tratado hoy de entrar en avalancha en Melilla. /Efe
Imagen de una parte de alambrada, después de que un grupo dde inmigrantes subsaharianos ha tratado hoy de entrar en avalancha en Melilla. /Efe

Melilla decreta el nivel de «alerta máxima» en la frontera con Marruecos para evitar otra avalancha de inmigrantes

El refuerzo fronterizo es total, con agentes de los Grupos Rurales de Seguridad llegados de Sevilla y Unidades de Intervención Rápida de la Policía Nacional, así como concentración de fuerzas marroquíes

AGENCIAS |
MELILLA/MADRIDActualizado:

El delegado del Gobierno en Melilla, Gregorio Escobar, ha manifestado que se ha decretado en la frontera y perímetro "el nivel de alerta máxima" para repeler cualquier nuevo intento de entrada de inmigrantes después de los asaltos producidos esta mañana.

En rueda de prensa, Escobar ha subrayado el trabajo de las fuerzas de seguridad de España y Marruecos para hacer frente a dos trombas humanas, una a las cinco y media de la madrugada de hoy cuando unos 150 subsaharianos intentaron acceder a Melilla "por la fuerza a través del paso fronterizo de Beni-Enzar" y otra unos minutos más tarde, "unos 60 inmigrantes, pertenecientes al grupo anterior, volvieron a intentar alcanzar Melilla ", en los que fue necesario lanzar gases lacrimógenos para hacer desistir a los subsaharianos de su acción.

El máximo representante de la Administración en la Ciudad Autónoma ha declarado que, "a pesar de la situación excepcional en la que nos encontramos, hay que destacar que los refuerzos de la frontera han impedido que estos intentos lleguen al éxito", después de asegurar que ningún subsahariano consiguió su propósito de alcanzar suelo español.

El refuerzo fronterizo es total, con agentes de los Grupos Rurales de Seguridad llegados de Sevilla y Unidades de Intervención Rápida de la Policía Nacional, así como concentración de fuerzas marroquíes, "para impedir cualquier intento de entrada".

Los incidentes de hoy se han saldado con varios heridos por lado español y marroquí, en concreto dos guardias civiles contusionados y otros seis más un policía nacional atendidos por la inhalación de gases lacrimógenos, y seis agentes marroquíes heridos. El número de inmigrantes heridos y atendidos en Marruecos se eleva a catorce, según pudo saber Europa Press de fuentes marroquíes.