ABC  Las sillas «anfibio» facilitan el baño a los minusválidos
ABC Las sillas «anfibio» facilitan el baño a los minusválidos

Más barreras en verano

POR ELENA MAÑEROLas personas que tienen algún tipo de minusvalía física tienen más dificultades que el resto a la hora de llevar una vida cotidiana, y es que el hecho de realizar tareas tan sencillas

Actualizado:

POR ELENA MAÑERO

Las personas que tienen algún tipo de minusvalía física tienen más dificultades que el resto a la hora de llevar una vida cotidiana, y es que el hecho de realizar tareas tan sencillas como subir un simple bordillo puede resultar algo imposible.

Con la llegada de la estación estival todos acudimos a las playas para refrescarnos del calor, pero ¿tienen las mismas facilidades los minusválidos para acudir a las playas del litoral andaluz?

La Ley de Accesibilidad obliga a que las administraciones apliquen planes de integración para los discapacitados para que puedan tener así las mismas posibilidades que el resto a la hora de disfrutar del espacio público. Sin embargo, no siempre es así y en verano es particularmente evidente.

Las barreras físicas y arquitectónicas que tienen que salvar estas personas, son muchas en la playa, por eso es necesario que las playas dispongan de servicios adecuados para facilitarles la movilidad. De esta manera pueden disfrutar de su derecho al ocio en igualdad de condiciones que los demás.

Cada vez son más las playas que incluyen servicios para estas personas en Andalucía, aun así, siguen existiendo un gran número de playas que no están habilitadas para el fácil acceso de los minusválidos.

Escasas playas accesibles

En Andalucía sólo existen 91 playas de las 242 que hay censadas en toda la costa, accesibles para las personas con algún tipo de discapacidad. Esto supone un 37% de ellas.

Los servicios con los que deben contar las playas para que se consideren accesibles para los discapacitados físicos son entre otros: plazas de aparcamiento con 90 centímetros de ancho para poder hacer la transferencia al coche desde una silla de ruedas; rampas y pasarelas en la arena; aseos, duchas y vestuarios adaptados; zonas de sombrillas; espacios especialmente habilitados para que las personas con movilidad reducida se muevan sin obstáculos por él; sillas y muletas «anfibio»; personal d e apoyo; señales auditivas y visuales; información de texto o lengua de signos y boyas que delimiten la zona habilitada

Por provincias, estas playas suman 25 en Almería, 38 en Cádiz, 4 en Granada, 9 en Huelva y 15 en Málaga, según los datos de la Consejería de Igualdad y Bienestar social.

Almería

En la costa almeriense existen 25 playas accesibles de las 70 que hay censadas en la provincia.

Todas las que son accesibles disponen de rampas y pasarelas que facilitan el acceso.

Hay que destacar la playa de Aguadulce, una de las que más servicios presta. Además de las rampas, cuenta con personal de apoyo, sillas anfibio para el baño y zona adaptada iluminada con focos. Los chiringuitos también disponen de aseos adaptados.

En el agua hay barandillas para que las personas con movilidad reducida se puedan agarrar a ellas.

En el resto de playas almerienses, las personas con alguna discapacidad no disponen de ninguno de estos servicios tan necesarios.

Cádiz

La provincia gaditana cuenta con 51 playas y de ellas sólo 38 playas adaptadas para los discapacitados.

La playa de Chipiona dispone de máquinas Novaf, para trasladar a personas con movilidad reducida a la zona de la playa que prefieran.

En San Fernando junto a la playa discurre un caño, con lo cual para acceder a ella existen 8 puentes peatonales totalmente accesibles que forman una estructura fija de madera a modo de pasarelas elevada, dichas pasarelas canalizan a los bañistas hasta pie de playa; seguidamente nos encontramos con unas rampas para personas con movilidad reducida y escalones, permitiendo la distribución de los usuarios e incluso la conexión de los chiringuitos.

Granada

En la costa granadina, de las 29 playas que existen, tan sólo hay cuatro playas accesibles, las cuatro ubicadas en la localidad de Motril.

Todas ellas cuentan con personal de ayuda, señalización adecuada, rampas y pasarelas para acceder a la playa y sillas y muletas «anfibio», exceptuando la playa Granada que no dispone de este último servicio.

Huelva

La costa onubense cuenta con escasas playas accesibles, sólo nueve de las 15 existentes, según la guía de playas accesibles realizada por Discapnet. Estas se encuentran en las localidades de Ayamonte, Almonte, Isla Cristina y La Antilla. Cuentan con rampas, personal de apoyo cualificado, servicios y duchas adaptados. Hay que destacar que en la playa de Almonte hay cinco «coches oruga» para la movilidad de los minusválidos.

Málaga

En esta provincia son 15 las playas habilitadas para la perfecta accesibilidad de las personas discapacitadas, pertenecientes a 6 municipios: Málaga capital, Benalmádena, Estepona, Marbella, Nerja y Torremolinos. Todas ellas cuentan con personal de Cruz Roja para atender las necesidades de los discapacitados, además de los demás requisitos necesarios para ser consideradas playas accesibles.

El ayuntamineto de Mijas ya ha puesto en marcha acciones para hacer la playa accesible para las personas minusválidas.