Marruecos aprovecha el viaje de Zapatero para reivindicar Ceuta y Melilla

El presidente del Gobierno español ha viajado a Marruecos coincidiendo con el sexto aniversario de la crisis de Perejil. En el aeropuerto, donde ha sido recibido por el primer ministro, dos decenas de

AGENCIAS |
Actualizado:

El presidente del Gobierno español ha viajado a Marruecos coincidiendo con el sexto aniversario de la crisis de Perejil. En el aeropuerto, donde ha sido recibido por el primer ministro, dos decenas de banderas marroquíes apenas dejaban sitio a una minúscula enseña española. Tras el encuentro con José Luis Zapatero, Abas el Fasi ha aprovechado para reivindicar la soberanía de Ceuta y Melilla, "un derecho de Marruecos". El jefe del Ejecutivo español ha calificado el viaje de "muy positivo".

Zapatero ha comparecido tras mantener un encuentro con el primer ministro y luego una audiencia con el rey Mohamed VI. El jefe del Ejecutivo ha intercambiado elogios con El Fasi, que en declaraciones a los medios locales aprovechaba para reivindicar las dos ciudades autónomas españolas y reclamar que España no eleve la tensión por este asunto.

Fuentes de La Moncloa ha confirmado que Abas el Fassi ha sacado a relucir la cuestión de Ceuta y Melilla en la entrevista con Zapatero, un encuentro en el que ha subrayado que este asunto no debe ser un "obstáculo" en las relaciones bilaterales. Según las mismas fuentes, Zapatero le ha indicado que el Gobierno español, dentro del contexto de su marco constitucional, "siempre ha mantenido una actitud respetuosa con Marruecos" en este sentido.

Sin mención a la última crisis bilateral

El Fassi, siempre según las fuentes, no ha hecho mención a la visita de los Reyes a las dos ciudades autónomas en noviembre pasado y que provocó la respuesta airada de las autoridades del país vecino. Tres meses después de ese episodio, el embajador marroquí en Madrid, Omar Azziman, abogó por que España y Marruecos restablecieran un diálogo "sin restricciones" que incluyera el contencioso de Ceuta y Melilla. Sus declaraciones se produjeron poco después de regresar a su plaza en Madrid tras ser llamado a consultas en protesta por el viaje real.

Tras la reunión con El Fasi, Zapatero ha sido recibido en audiencia durante una hora por el rey Mohammed VI. En uno y otro encuentro se ha abordado el fenómeno de la inmigración, cuyo drama ha vuelto a conmocionar a España tras la muerte de 15 personas, nueve de ellas bebés, a bordo de una patera en aguas del Estrecho. Hoy esa tragedia ha vivido otro episodio con la llegada de un cayuco con cuatro inmigrantes muertos.

Según las fuentes, ambas partes han constatado que existe una "buena cooperación" entre los dos países, pero que aún se pueden hacer "más cosas" que podrán concretarse en una próxima visita del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, al reino alauí.

Durante el viaje de Zapatero en Marruecos, donde también ha estado presente el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, el Gobierno español ha aprovechado para exponer que busca un "punto y final" al conflicto del Sáhara Occidental dentro del marco de la ONU. Zapatero y Moratinos también han remarcado la importancia que conceden al proyecto de la Unión del Magreb Árabe (UMA), bloqueado por el enfrentamiento entre Rabat y Argel a cuenta del Sáhara.