El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a Manuel Marchena
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto a Manuel Marchena - EFE

Marlaska esquiva la polémica sobre la designación adelantada de Marchena y defiende: «Soy partidario»

El ministro evita pronunciarse sobre el silencio del Gobierno respecto a un posible indulto a los líderes del procés

Actualizado:

El presidente de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, ha entrado este jueves al desayuno informativo que iba a protagonizar el titular del Interior, Fernando Grande-Marlaska, diciendo que sabía de lo suyo al frente del máximo órgano de los jueces «solo por vosotros», en alusión a la prensa. Segundos después, era saludado por el presentador del acto como «el futuro presidente del Consejo General del Poder Judicial», lo que ha hecho aún más inevitable preguntarle al ministro por el modo en que se está anunciando y procediendo a la renovación de este órgano sin respetar los tiempos.

«Es indiscutiblemente uno de los juristas más consolidados de este país. Pocas personas hay con una conformación jurídica como la de Marchena y como elemento personal, soy partidario, es amigo mío», ha defendido Marlaska, que contestaba así al hecho de que PP y PSOE hayan cerrado la presidencia de Marchena cuando los vocales del CGPJ, que son quienes deben elegirle, ni siquiera han sido aún nombrados. Así, el ministro ha obviado ese pacto previo y ha subrayado «que sean estos vocales los que lo designen».

Por otro lado, el titular de Interior ha rehusado pronunciarse sobre el silencio que el Gobierno está manteniendo ante la posibilidad de un indulto a los líderes del «procès». «No hay ningún planteamiento relativo a algo que solo permite ser considerado tras un juicio, tras una sentencia condenatoria, que sea firme y que sea considerada desproporcionada», dijo.