Sor María se niega a declarar ante el juez
La religiosa conocida como Sor María tiene cerca de 80 años - efe

Sor María se niega a declarar ante el juez

A la primera monja imputada por el «caso de los niños robados» le acusa una madre que tuvo una hija en 1982 en la clínica madrileña Santa Cristina de haberle sustraído ilegalmente a la niña

madrid Actualizado:

La religiosa María Gómez Valbuena, más conocida como Sor María, se ha acogido a su derecho a no declarar este jueves en su comparecencia ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, que investiga la causa de los "niños robados", han informado fuentes jurídicas.

La monja, que estaba citada en calidad de imputada en los Juzgados de Plaza de Castilla, permanece en una sala del edificio custodiada por agentes policiales, encargados expresamente de que no se produzcan incidentes a su salida, dada la gran expectación mediática que ha producido su comparecencia.

Sor María, con el hábito de las Hermanas de la Caridad, acudió al Juzgado poco después de las ocho de la mañana acompañada por otra monja de la congregación. La religiosa, que tiene cerca de 80 años y vive en un convento de las hermanas de la Caridad en Madrid, es la primera imputada que declara ante el juez después de que el magistrado recibiera la denuncia de la Fiscalía de Madrid sobre el caso de María Luisa Torres, una madre que acusa a la monja de haberle arrebatado a la hija que tuvo en marzo de 1982 en la clínica madrileña Santa Cristina. La monja trabajaba como asistente social en ese hospital cuando, según la denunciante, ocurrieron los hechos. Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la declaración en calidad de testigos de los padres adoptivos de la supuesta "niña robada" será mañana a las 9.30 horas. El magistrado instructor, Adolfo Carretero Sánchez, continuará de este modo con la investigación judicial con la práctica de nuevas diligencias.

Declaró que se lo quitó por adúltera

El pasado día 3 María Luisa Torres, que declaró como testigo ante el juez, ratificó su denuncia y explicó que sor María le quitó a su bebé por "adúltera", ya que el padre no era su marido, después de haber intentado engañarla diciéndole que la niña había fallecido en el parto.

efe
efe

La comparecencia de sor María en el Juzgado coincide con la reunión que las asociaciones de afectados por los casos de "niños robados" mantienen con los ministros del Interior, Justicia y Sanidad, Jorge Fernández Díaz, Alberto Ruiz-Gallardóny Ana Mato, respectivamente, además de con el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.