Las imágenes de la casa donde María Sevilla ocultó a sus hijos descubren versículos de la Biblia pintados

Cuando los agentes accedieron a la casa, algunas de las pizarras contenían versículos del Génesis, en concreto del versículo 22:18, «En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz»

Actualizado:

Las verjas de la casa de la urbanización «Casalonga» estaban tapadas con lonas. Los niños no salían de la casa, según explicó ayer el padre de S. Tenían una sala que utilizaban como escuela y otra de juegos. Cuando preguntaron a los menores, la madre no les dejaba contestar y llegó a decirle al chico que «se llevara la Biblia y dijera que su padre era el diablo». Desde que su relación con el padre del menor, en 2010, comenzó a ir mal, ella se había acercado a la Iglesia Evangelista.

María Sevilla daba clases a los pequeños, utilizando incluso las ventanas como pizarra improvisada. Según las imágenes a las que ha tenido acceso ABC, cuando los agentes accedieron a la casa, algunas de las pizarras contenían versículos del Génesis, en concreto del versículo 22:18, «En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz».