José Manuel García-Margallo (izq) saluda al nuevo ministro de Exteriores británico, Boris Johnson
José Manuel García-Margallo (izq) saluda al nuevo ministro de Exteriores británico, Boris Johnson - EFE

Margallo describe a Boris Johnson como un hombre «dialogante» y «divertido»

El ministro de asuntos exteriores viajará a Londres para hablar sobre Gibraltar y otros asuntos ligados al Brexit

BruselasActualizado:

El ministro en funciones de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha descrito a su nuevo colega británico, el polémico Boris Johnson, como un hombre «dialogante» y «divertido», con el que espera entenderse «bien» en los contactos bilaterales de cara a la salida de Reino Unido.

«Le he encontrado tranquilísimo, es un hombre dialogante. Le he encontrado divertido, algo importante cuando vamos a pasar muchas horas juntos. Y es un hombre culto», ha declarado Margallo a la prensa en Bruselas, tras asistir a una reunión de ministros de Exteriores de la UE, primera de este tipo de Johnson como representante de Reino Unido tras la victoria del Brexit.

Margallo se ha unido a la llamada del resto de Estados miembros e instituciones europeas para que Londres active cuanto antes el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea para iniciar las negociaciones del divorcio, momento en que empezará también la cuenta atrás de dos años tras los que se suspenderá la aplicación de los Tratados europeos.

Johnson ha aprovechado su visita a Bruselas para mantener una veintena de reuniones bilaterales en los márgenes del consejo, incluido con la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y con el titular español.

Sobre su encuentro bilateral con Johnson, Margallo ha dicho que ha compartido un encuentro «extraordinariamente amistoso» y que han acordado verse de nuevo en Londres «antes de que nos vayamos de vacaciones», sin precisar una fecha más concreta.

Será entonces cuando los dos ministros aborden de manera específica cuestiones que preocupan a ambos en el marco de la desconexión británica de la Unión Europea, incluida la situación de los británicos que residen o visitan temporalmente España y de los españoles que trabajan en Reino Unido.

El jefe de la diplomacia española ha dicho que también prevé abordar entonces la cuestión de Gibraltar, para «aclarar cuál va a ser la posición» del territorio en las negociaciones del Brexit.

España defiende que «no tienen ningún sentido» incluir Gibraltar en estas conversaciones, porque es una cuestión bilateral, ha recordado el ministro, que se ha encontrado también con sus colegas de Malta y Chipre, para informarles de la posición de España al respecto, tras saber que las autoridades gibraltareñas habían tenido contactos con estos dos países.

Sobre su viaje a Londres, García-Margallo ha matizado que no se trata de una visita para negociar, sino para «dialogar» sobre el futuro de las relaciones con Reino Unido, ya que la UE ha advertido a Londres de que no habrá contactos formales ni informales mientras no active el proceso de desconexión.

«Una cosa es hablar y otra negociar, aunque entiendo que la diferencia puede ser sutil», ha bromeado el jefe de la diplomacia española, para después explicar que tanto los británicos residentes en España como los españoles en Reino Unido están «inquietos» y es necesario «ir imaginando fórmulas» para después de la salida de la UE.

«Conversar y prever estas cosas me parece una actitud prudente», ha insistido, para negar que su visita a Londres contravenga la posición de la UE. También el ministro de Exteriores francés, Jean Marc Ayrault, ha adelantado que irá a la capital británica próximamente.