Manuel Cruz, nuevo presidente del Senado - EP
XIII Legislatura

Manuel Cruz, elegido nuevo presidente del Senado

El socialista se impone a la senadora de Ciudadanos Ruth Goñi por 129 votos

MadridActualizado:

La mayoría absoluta del PSOE en el Senado no dejaba lugar a la especulación, pero ya es oficial. Manuel Cruz, el parlamentario señalado por Pedro Sánchez, ya es el presidente de la Cámara Alta. Sucede al popular Pío García-Escudero, el dirigente institucional que vio cómo se aplicaba por primera vez el artículo 155 de la Constitución en una comunidad autónoma.

Esta XIII Legislatura arranca con el juicio a los cabecillas del «procés» como telón de fondo y con la posibilidad de que sea necesaria una nueva aplicación del 155 planeando en el ambiente. Será el PSOE, y no el PP, el decisivo para sacarlo adelante ahora. Este precepto constitucional se activa a petición del Gobierno, que controlará Sánchez, y se ratifica con los votos de los senadores. Por ello, los socialistas se bastan y se sobran para iniciar su aplicación, aunque el «sanchismo» está muy alejado hoy en día de esta posibilidad.

El PP y Cs llevan meses reclamando un 155 duro para garantizar la vigencia del Estado de derecho en Cataluña. También Vox. No lo ven necesario los socialistas, que argumentan que aún no se ha producido un quebrantamiento claro de la ley -en su anterior empleo el Parlamento catalán legisló contra el Estatuto y la Constitución, se ejecutó un referéndum ilegal y se declaró unilateralmente la independencia-.

Cruz ha sido elegido con 140 votos. Solo había otra candidata, la senadora de Ciudadanos (Cs) por Navarra, Ruth Goñi, que ha cosechado once votos; los diez de Cs más uno de UPN. Ha habido 84 papeletas en blanco y 15 votos nulos, de un total de 250 senadores que han ejercido su derecho al voto. También lo ha hecho Raül Romeva, en prisión preventiva por su papel determinante como consejero de Asuntos Exteriores de la Generalitat durante el proceso soberanista catalán.

Un preso en el Senado

La presencia de Romeva ha centrado gran parte de la atención mediática, aunque ha esquivado a la prensa en su entrada al Antiguo Salón de Plenos del Senado, donde se ha constituido oficialmente la Mesa de la XIII Legislatura. El político preso ha llegado a la Cámara Alta a las 8.30 horas de la mañana, pendiente aún de si es suspendido como senador por su situación de prisión preventiva.

Así lo ha pedido Lorena Roldán, la senadora de Cs que previsiblemente sucederá a Inés Arrimadas como líder del partido en Cataluña, que ha avanzado que su formación también presentará un escrito en la Cámara Alta exigiendo la «suspensión inmediata» de quienes han tratado de «liquidar» España.

El anterior presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha sido elegido vicepresidente con 68 votos; mientras que la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, también ha logrado una vicepresidencia con 142 votos. Goñi, esta vez con solo diez votos, tampoco ha sido designada vicepresidenta. En esta votación ha habido dieciséis papeletas en blanco y catorce nulas.

En la elección de los secretarios de la Mesa se ha producido desconcierto al no proponer el PNV a su propio candidato, al entender que lo haría el PSOE, partido con el que había alcanzado un acuerdo para que un senador vasco entrase en el órgano de control de la Cámara. «In extremis», el PSOE ha podido proponer también al «jeltzale» Imanol Landa, que ha obtenido el respaldo de los socialistas y ha sido nombrado secretario tercero de la Mesa.

El secretario primero será Fernando Martínez López (PSOE), la segunda, Olivia Delgado (PSOE) y el cuarto, el popular Rafael Hernando. A continuación los senadores han prometido o jurado la Constitución -Landa y senadores del PNV lo han hecho «por imperativo legal»; desde EH Bildu, «por imperativo legal y hasta establecer la república vasca»; mientras que los senadores de ERC lo han hecho con la siguiente fórmula: «Por la libertad de los presos, por el retorno de los exiliados y por la república catalana, sí, prometo por imperativo legal»-.

El PNV, otra vez con asiento

Con el pacto PSOE-PNV, los nacionalistas vascos consiguen un asiento en la Mesa del Senado. Ayer los socialistas revistieron de ejercicio democrático la introducción del PNV en este órgano, y sostuvieron que renunciarían a la mayoría en la Mesa con una composición de tres senadores para el PSOE, tres para el PP y uno para el PNV. Sin embargo, el PSOE ha repetido la fórmula del PP la pasada legislatura y le ha cedido un asiento al PNV.

Fuentes cercanas al grupo parlamentario socialista en el Senado aseguran que su intención de renunciar a la mayoría en la Mesa era real, en pro de la pluralidad democrática, pero que no han percibido ningún «gesto» por parte de los populares. Según ellos, el PP se ha instalado en la tensión y la crispación, por lo que cederles un puesto habría significado el bloqueo de la Cámara Alta.

Estas fuentes no hablan de pacto con el PNV, sino de escenarios de votación distintos, en los que las combinaciones de senadores en la Mesa son diferentes. Niegan que haya algún tipo de acuerdo o contrapartida, y mantienen que estaban dispuestos a quedarse con solo tres senadores en el órgano de control del Senado si el PP se comprometía a iniciar un nuevo rumbo esta legislatura.

El discurso del presidente

En sus primeras palabras como presidente de la Cámara Alta, Cruz ha reclamado a todas las formaciones políticas «abandonar el uso partidista e interesado de las instituciones» y ha subrayado su compromiso personal con «las voces» de los senadores, para que «sean escuchadas como corresponde».