Malestar con la CIA y el FBI

Actualizado:

Luis Rojas Marcos, autor de libros como «La felicidad», como ciudadano de a pie observa «la creciente desilusión y malestar con cuerpos como la CIA o el FBI, que fueron incapaces de atajar lo que llevaba dos años preparándose. Cada día vamos a ver un rechazo mayor y una exigencia de responsabilidades a unas agencias federales que reciben miles de millones de dólares y que han sido del todo ineficaces. Ni siquiera tienen agentes que hablen las lenguas que hablan los terroristas».