López Garrido dice que no hay nada decidido sobre la supresión de su cargo

El secretario de Estado para la UE ha recordado que en todos los países europeos hay una Secretaría de Estado o un Ministerio para Europa y que ya no es diputado porque dimitió al aceptar el puesto que ahora ocupa

EFE
MADRIDActualizado:

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, ha recalcado que "todavía no hay nada decidido" sobre la posible supresión de su cargo, aunque ha recordado que en todos los países europeos hay una Secretaría de Estado o un Ministerio para Europa. Aunque ha aclarado que, en caso de eliminarse la secretaría de Estado para la UE, no se haría hasta que finalizara el semestre de Presidencia española. "Eso por supuesto, claro, por supuesto, en cualquier caso", ha aseverado.

En declaraciones a Onda Cero, López Garrido se ha referido así a las informaciones que apuntan a que en el plan de racionalización de la Administración que se aprobará a finales de abril se incluirá la desaparición de la secretaría de Estado que ocupa. El secretario de Estado se ha remitido al comunicado que difundió ayer el Ministerio de Exteriores y ha insistido en que "dejó claro que no hay ninguna decisión tomada sobre eso" porque el Gobierno "todavía no ha decidido nada". Ha señalado que, efectivamente, todos los países de la UE cuentan con un secretario de Estado o un ministro para Europa -"en todos existe una cosa parecida a una secretaría de Estado" ha manifestado- porque "es evidente que todo país europeo debe tener esa unidad ministerial".

Preguntado por si la medida de ajuste presupuestario podría afectar a la secretaría general para la UE, López Garrido ha recordado que es un órgano que "tiene un sentido" y es una unidad "muy importante", porque "sirve para la coordinación de los demás Ministerios en los temas relacionados con Europa". "Es algo que se tendrá que decidir en las próximas semanas, todavía no se ha decidido nada, esa es la situación", ha resumido López Garrido, quien ha recordado que ya no es diputado porque, pese a que salió elegido por Madrid en las últimas elecciones generales, dimitió cuando fue nombrado secretario de Estado. "Hubiera sido realmente incompatible, ser diputado, porque estoy fuera de España muchísimo tiempo, así que es muy lógico que el secretario de Estado para la UE no sea diputado", ha concluido.