La lluvia y el viento mantienen en alerta a veinte provincias

Se esperan precipitaciones localmente fuertes en el suroeste peninsular y en Galicia

MADRID
MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Coruña se encuentra en alerta naranja (riesgo importante) ante la previsión de fuertes vientos, que, junto con la nieve y la lluvia mantienen también en alerta amarilla (riesgo) a otras diecinueve provincias.

En La Coruña la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que los vientos costeros soplen con fuerza en el noroeste y el oeste de la provincia, en la que, además, el viento alcanzará en tierra rachas de hasta 90 kilómetros por hora. El fuerte viento afectará también a las provincias de Almería, Cádiz, Granada, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Ceuta, Lugo, Orense y Pontevedra.

La Aemet ha activado también la alerta amarilla ante la previsión de que se produzcan lluvias intensas en Granada, Málaga, Ciudad Real y Pontevedra. La nieve, además, mantiene en alerta a las provincias de León, Palencia, Zamora, Lugo, Orense y Asturias.

Carreteras cortadas

Un total de veinte carreteras secundarias permanecen cortadas por lluvia, nieve y riesgo de desprendimiento y la circulación es difícil en otras seis. Así, la circulación se mantiene interrumpida en Burgos, en la BU-572 al Puerto de Lunada en ambos sentidos y en Cádiz por lluvia, en la CA-5101, la CA-9209 a la altura de Los Barrios, la CA-4107 en Jerez de la Frontera y la CA-8200, A-2101 y CA-8201 a la altura de Jimena de la Frontera.

También en el sur, se ha cortado la circulación en Granada por nieve, en la carretera A-4025 a la altura de Monachil, en Sevilla, en la A-378 a su paso por Osuna, y en Ciudad Real, donde se mantiene cerrado el paso por la CR-614 en Torrenueva por lluvias. Además, se encuentran cortadas cuatro carreteras de Cantabria, en concreto, la CA-916 en La Lomba donde permanece cerrado el puerto, en la CA-643 a la altura de La Pedrosa, la CA-633 en San Pedro del Romeral y la CA-631 en Vega de Pas, permaneciendo cerrado el Puerto de Estacas de Trueba.

Por otro lado, en las Islas Canarias está interrumpida la circulación en Las Palmas de Gran Canaria, en la GC-60 por lluvias así como en cinco carreteras de Santa Cruz de Tenerife, donde se encuentran cortadas por desprendimientos la TF-136 a su paso por Afur, la TF-21 en Cañadas del Teide, la HI-45 en El Golfo, la TF-436 a la altura de Masca y la HI-104 en El Pinar.

Asimismo, otras seis carreteras secundarias registran una circulación difícil por nieve y desprendimientos, siendo necesario utilizar cadenas para circular por Burgos, en las vías BU-571 en Río de la Sía, en la BU-572 al paso por Río de Lunada, en el puerto Estacas de Trueba en la BU-570 y en el puerto de La Sía en la CA-665, en Monteviejo. Por último, también se necesitan cadenas en León, en el Puerto de Monteviejo, en la LE-233, y existen dificultades para circular en Lugo, en la LU-P-6502, a la altura de Outeiro por riesgo de desprendimientos.