EE.UU. limpiará el cementerio de esporas de ántrax del Mar de Aral

MADRID. ABC
Actualizado:

Estados Unidos se ha comprometido a limpiar el cementerio de carbunco que la antigua Unión Soviética dejó abandonado en una isla del Mar de Aral y donde las esporas permanecen enterradas. El Gobierno de Uzbekistán ha logrado el compromiso de Washington por temor a que grupos terroristas puedan hacerse con las esporas.

Estados Unidos firmó un acuerdo con Uzbekistán el lunes, comprometiéndose a asignar más de seis millones de dólares para descontaminar la isla de Vozrozhdeniye y a extraer las esporas de ántrax enterradas por la Unión Soviética en 1988, según publicaba ayer «The New York Times».

Actualmente de visita en Washington, Sodiq Safaev, vicecanciller uzbeco, dijo que el ántrax que se encuentra en la isla significa una amenaza global porque «no sólo ratas y animales podrían acceder al material, sino también terroristas. Todos los países deberían ayudar a librarnos de esta amenaza potencial», insistió.

EL LUGAR MÁS CONTAMINADO

La isla -el lugar con más ántrax enterrado en el mundo- fue un importante laboratorio biológico de los soviéticos, antes de ser abandonado por los militares rusos hace nueve años. Los científicos norteamericanos comenzaron a inspeccionar Vozrozhdeniye en 1997 y encontraron esporas de ántrax todavía activas en seis de las once áreas donde habían sido enterradas.

Varios años atrás, los soldados soviéticos trataron de eliminarlas sumergiéndolas en lejía y enterrándolas profundamente en la arena, pero algunas esporas sobrevivieron.