El «libro blanco» invoca el Tinell

Con bastante retraso y después de numerosos problemas, el PSOE colgó, finalmente, en la madrugada de ayer en su página web -www.psoe.es- el «libro blanco» al que aludió Zapatero durante el debate

J. L. LORENTE/Y. GÓMEZ. MADRID.
Actualizado:

Con bastante retraso y después de numerosos problemas, el PSOE colgó, finalmente, en la madrugada de ayer en su página web -www.psoe.es- el «libro blanco»al que aludió Zapatero durante el debate definitivo que mantuvo esta semana con Rajoy.

El esperado informe -la gran aportación del líder socialista durante el «cara a cara» del lunes- no es más que un simple esquema de trabajo, muchas veces ininteligible, que incluye cuadros de páginas web de los distintos ministerios, tablas comparativas de datos de la gestión socialista y la popular, gráficos, mapas e, incluso, copias de artículos periodísticos. Además, el documento remite en numerosas ocasiones a direcciones de internet, algo que entorpece todavía más la comprensión del texto.

De todas formas, el «libro blanco» deja detalles significagivos de cómo el líder socialista afrontó su enfrentamiento con Rajoy. Entre ellos, cabe mencionar los siguientes:

Pacto del Tinell

La exclusión del Partido Popular

Sorprende el hecho de que el jefe del Ejecutivo se llevase al «cara a cara» con el líder de la oposición una copia del Pacto del Tinell, en el que el PSC-PSOE se compromete con sus socios de izquierda en la Generalitat de Cataluña a aislar al PP. El «libro blanco» de Zapatero incluye el índice, el anexo y la hoja con los partidos que suscriben el acuerdo del Tinell. El documento, escrito en catalán, establece que los partidos firmantes se comprometen a no alcanzar acuerdos de gobernabilidad con el PP para la Generalitat. También precisa que esas fuerzas acuerdan impedir la presencia del PP en el «gobierno del Estado» y «renuncian» a establecer con ese partido pactos estables en las Cámaras estatales.

Lucha antiterrorista

Más detenciones con Aznar

Zapatero también incluyó en su «libro blanco» los atentados de ETA ocurridos en la última legislatura de Aznar y en la suya, así como el número de terroristas detenidos. Lo curioso del asunto es que el informe deja claro que durante el mandato del líder socialista hubo menos detenciones que con el Gobierno del PP. En concreto, entre 2000 y 2004, se registró un total de 686 arrestos -de los que 516 fueron de ETA y 170 de kale borroka- y, entre 2004 y 2008, un total de 545 -397 fueron de la banda terrorista y 148 de violencia callejera-. Estos datos arrojan una diferencia de 141 detenidos más en la última legislatura de Aznar que en la de Zapatero. En cuanto al número de atentados, entre 2000 y 2004, hubo 160, incluyendo los fallidos, y en la socialista, 111. La diferencia es de 49 atentados menos con el Gobierno de Zapatero. Hay que tener en cuenta que en la legislatura socialista se registró una tregua y en la segunda popular, no.

Becas

Mayor número con Rajoy de ministro

Una de las bazas que el jefe del Ejecutivo empleó durante los dos debates es la política en materia de becas para la enseñanza. Su estrategia era demostrar que en la etapa socialista se incrementó el número de becas, al tiempo que descalificaba la labor de Rajoy en su época de ministro de Educación. Pero el informe que manejó Zapatero deja claro en uno de sus apartados que «es cierto que en el Documento Datos y Cifras del MEC para el curso 2007/2008 se recoge que el año 99 (curso 99-00, Rajoy llegó a Educación en enero del año 99) había 469.000 becas y en el 2006-2007, 450.000». La razón -argumenta el libro blanco- es que la extensión de la gratuidad en la educación infantil hace innecesarias las becas en ese tramo. El informe reconoce que «también es cierto» que la comparación entre esos años de las becas universitarias da un resultado «igualmente negativo»: 227.000 frente a 194.000. «En este último caso, la razón es evidente: el descenso del número de estudiantes».

Vivienda protegida

Manipular una noticia sobre Aguirre

La principal línea argumental que empleó el presidente del Gobierno para atacar al líder de la oposición en materia de vivienda fue un recorte de presa sobre la primera investidura de Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad de Madrid, en noviembre de 2003, que publicó un diario de tirada nacional. El recorte de prensa se tituta «La presidenta electa: «Voy a suprimir la vivienda protegida»». Una lectura del artículo deja claro que Zapatero no leyó la frase entera de Esperanza Aguirre, que cambia el sentido de lo afirmado por la baronesa autonómica: «Voy a suprimir la vivienda protegida tal y como está ahora».

Relación con EE.UU.

Buena valoración de los ciudadanos

Para defenderse de los ataques de Rajoy sobre las malas relaciones con Estados Unidos, el presidente del Gobierno llevaba en su «dossier» un estudio patrocinado por una fundación norteamericana, según el cual la valoración de los ciudadanos de EE.UU. respecto a España en 2006 era alta: ocupa el tercer lugar, con 61 puntos, por debajo de Reino Unido (74) y Italia (64) y al mismo nivel que Alemania (61).

Política económica

Datos para expertos

El apartado dedicado a la economía, el primer bloque del «libro blanco» de Zapatero, es el que más páginas ocupa, 60, y es un documento con múltiples enlaces a páginas web de organismos oficiales nacionales e internacionales. Lo cierto es que estas primeras páginas están dirigidas a avezados interanutas pero, sobre todo, a expertos economistas. El bloque se cierra con gráficos que recogen el buen comportamiento de la economía en términos medios durante el conjunto de la legislatura, eludiendo, eso sí, los malos datos de los últimos meses y la tendencia que esto representa. Además, en esa descripción de la economía española se echan de menos aspecto como el fuerte endeudamiento de nuestra economía y su elevado déficit exterior; la abultada deuda de las familias; datos sobre el aumento de la presión fiscal y un largo etcétera. Además, la interpretación de algunos datos estadísticos que realizó el presidente del Gobierno tiene algo de trampa.

La leche en Alemania

¿Y cuánto ganan los alemanes?

Rodríguez Zapatero sacó una lista de precios de la leche, la más barata que hay en el mercado, por cierto, de marcas blancas, y la comparó con lo que cuesta un litro de leche en establecimientos similares en Alemania. Según esta lista de tres establecimientos, en dos de ellos la leche era más barata en España y en uno en Alemania. Pero lo que no hizo el candidato socialista fue explicar que los salarios en Alemania son mucho más altos que en España, con lo que su capacidad de compra es mayor, y tampoco explicó que los precios de los alimentos han subido más en nuestro país que en nuestros vecinos europeos, con lo que poco consuela a los españoles que la leche, en algunos estalecimientos cueste algo menos aquí que en Alemania.

La inflación media

Del 2,1% al 4,4%

El presidente se defendió de las críticas sobre las subidas de precios con que la inflación media en esta legislatura ha sido más baja que en la anterior. Pero, por suerte o por desgracia, este indicador se utiliza más bien poco en la vida real. A los pensionistas no se les sube la prestación teniendo en cuenta la inflación media, sino el dato concreto del mes de noviembre; a los trabajadores que están protegidos con cláusulas de revisión salarial no se les sube el sueldo teniendo en cuenta la inflación media, sino el cierre del año. De modo que eso de la inflación media es una cifra que deben utilizar mucho los economistas, pero al ciudadano de a pie lo que le afecta es que la leche cuesta hoy casi un 25% más que hace un año. Y según los cuadros del libro blanco, cuando el PSOE llegó al Gobierno los precios subían al 2,1% anual y ahora lo hacen a un ritmo del 4,4%.

Más parados

¿Dónde está la estadística de Trabajo?

El «libro blanco» recoge varias páginas dedicadas a la creación de empleo, que ponen de manifiesto que al cierre del pasado año había casi tres millones más de ocupados que al comienzo de legislatura. Eso sí, no hay ninguna referencia a los datos del Ministerio de Trabajo, que incluyen ya la evolución del paro en estos dos primeros meses del año y que reflejan que aunque se haya creado empleo, este ha sido insuficiente para absorber el aumento de inmigrantes, jóvenes y mujeres que quieren trabajar, y por tanto la legislatura se cierra con casi 100.000 parados más.