En la imagen, José Alfonso García Barreiro, el contramaestre del buque - abc

Liberan a los dos marineros gallegos del «Vega 5» secuestrado en Somalia

El barco fue retenido por piratas el pasado 28 de diciembre. Juan Alfonso Rey y José Alfonso García están ya a bordo de un buque de Pescanova

E. s. MOLANO
corresponsal en nairobi Actualizado:

Los piratas somalíes aseguran que han cobrado una cantidad de cinco millones de dólares (unos 3,5 millones de euros) como rescate de los marineros españoles Juan Alfonso Rey Echeverri y José Alfonso García, puestos hoy en libertad después de casi cinco meses de cautiverio según ha informado Reuters y EP.

«Hemos recibido a primera hora de esta mañana un rescate de cinco millones de dólares a cambio de los dos españoles», indicó un pirata que se identificó como Adam. Tras recibir el dinero «por vía aérea», los dos españoles «se marcharon en un pequeño barco», explicó.

El portavoz de los piratas señaló que los dos españoles, secuestrados el pasado mes de diciembre frente a las costas de Mozambique cuando viajaban a bordo del pesquero «Vega 5», han pasado la mayor parte de su cautiverio en el interior del carguero de bandera italiana «Savina Caylyn», también capturado por los piratas, que se encuentra amarrado en el puerto somalí de Hobyo.

Los dos españoles liberados

Cerca de cinco meses después de su secuestro por piratas somalíes, los gallegos Juan Alfonso Rey Echeverri y José Alfonso García Barreiro-pertenecientes ambos al palangrero "Vega 5”- han sido liberados y se encontrarían ya a bordo de un buque de Pescanova, según confirmaron fuentes gubernamentales. De igual modo, como aseguran a ABC desde la Embajada de España en Nairobi, en esta ocasión, el peso de las negociaciones no ha sido llevado a cabo por el Estado español, sino por Pescanova (el palangrero era propiedad de Pescamar, filial mozambiqueña de la multinacional), a la que habrían asesorado dada la experiencia previa.

A finales del pasado año, Javier Herrera García-Canturri recogió el relevo en la legación africana de Nicolás Martín Cinto, quien ya había liderado con éxito la liberación del “Playa de Bakio” y el “Alakrana”.

Sin embargo, en esta ocasión no es la propia Embajada quien se encargó de las gestiones para garantizar la liberación de los marineros. Un cambio procedimental, inquirido por la propia multinacional pesquera, y que lo cierto es que ya había despertado ciertas dudas.

«Entre cinco y seis llamadas hasta marzo»

Según denuncia el abogado Joy Thattil Ittoop, del Instituto Indio de Derecho Marítimo, hasta mediados de marzo -fecha en el que la Marina de su país lanzó una ofensiva contra el “Vega 5”- los piratas tan solo habían realizado “entre cinco y seis llamadas” para negociar el rescate.

Precisamente, en el asedio contra el palangrero -utilizado ya por los bucaneros como buque nodriza para perpetrar nuevos secuestros- éste acabó hundido 600 millas al oeste de la India, ocasionando la desaparición de nueve marineros que componían su dotación previa.

Posteriormente, a su llegada al aeropuerto de Beira (Mozambique) uno de los miembros de la tripulación, Monteiro Sanga, aseguró que los dos marineros españoles fueron trasladados a tierra por los bucaneros, porque “España era el único país que había mostrado interés en el pago del rescate”. Una cantidad que, para Andrew Mwangura, director del programa de Asistencia a Marineros para África del Este y reconocido negociador, se encontraría cercana a los 10 millones de dólares.