Constitucion del Congreso de los Diputados de la XIII Legislatura
Constitucion del Congreso de los Diputados de la XIII Legislatura - Ignacio Gil

Las cuentas de Sánchez con la mayoría en 176: Necesita a Coalición Canaria, UPN o la abstención independentista

Los letrados estiman en el dictamen que hoy estudia la Mesa que la mayoría absoluta del Congreso sigue en 176 pese a la suspensión de los presos

MadridActualizado:

El informe de los letrados del Congreso de los Diputados estima que la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados debe seguir establecida en 176 diputados pese a la suspensión de los cuatro diputados independentistas que se encuentran en prisión preventiva.

La argumentación de los servicios jurídicos plantea que «la situación de suspensión de un diputado en sus derechos y deberes debe diferenciarse de la no adquisición de la condición plena, así como de la pérdida de dicha condición». Así, los letrados entienden que los diputados suspendidos «mantienen la condición de miembros de la Cámara» y que en consecuencia «debe computar a efectos de su composición fijada en 350 desde el día en su constitución, no afectando así al número de votos requerido para alcanzar la mayoría absoluta» y al resto de mayorías especiales que se establecen en la Constitución, leyes orgánicas o el Reglamento del Congreso.

El dictamen que mañana estudiará la Mesa del Congreso de los Diputados considera que «la suspensión en el ejercicio del cargo y, por tanto, en los derechos y deberes establecidos en el reglamento de la Cámara de los diputados Oriol Junqueras (ERC), Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Turull (Junts per Catalunya) que acordó la Mesa el pasado 24 de mayo, «no puede afectar al cómputo legal del número de miembros de la Cámara, ya que se les priva del ejercicio pero no de la titularidad del cargo».

Para lo más inmediato, que es la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, la consecuencia es que al no rebajarse a 174 diputados la mayoría absoluta el líder socialista no tendrá más sencillo alcanzar esa cifra y ser por tanto investido en la primera votación. Los socialistas suman 175 escaños si logran el apoyo de Unidas Podemos (42), PNV (6), Compromis (1) y el Partido Regionalista de Cantabria (1) y Coalición Canaria (2).

Esa suma no es suficiente para alcanzar la mayoría absoluta de 176, pero puede servir a Sánchez para ser presidente en la segunda votación, en la que necesita más síes que noes. La clave va a estar en los diputados de Coalición Canaria o en si los independentistas deciden abstenerse. Si los nacionalsitas canarios caen de la suma de Sánchez el presidente en funciones se quedaría con 173 votos. Y si el resto de partidos votasen no toda la oposición, descontados los cuatro diputados suspendidos, podría llegar a 173. Con que uno de los actores de la oposición se abstuviese para que hubiera más síes que noes sería suficiente para que Sánchez sea presidente.

Así, Sánchez necesita para ser presidente contar efectivamente con la participación de los dos diputados de Coalición Canaria. Algo que puede no ser tan sencillo una vez que los socialistas aspiran a desplazar a los nacionalistas del gobierno del archipiélago. Desde el PSOE se ha especulado en cambio con que podrían llegar a contar con los dos diputados de Navarra Suma (coalición de UPN con Cs y PP) si el PSN accede a investiduar a Esparza como presidente de Navarra. Por lo pronto Ferraz ya se ha desmarcado de los intentos de su candidata foral para obtener la presidencia autonómica. Aunque habría que superar el escollo de que el acuerdo que origina la coalición Navarra Summa se compromete a dar apoyo en una investidura a Pablo Casado o Albert Rivera. Y habría que ver hasta qué punto facilitar la de Pedro Sánchez es aceptable para sus socios. La última alternativa es alguna abstención en el campo independentista que reduzca los noes en el campo de la oposición.