La justicia ratifica el rechazo de un ayuntamiento a aceptar un niño sin vacunar en una guardería

En la guardería municipal de San Pol de Mar tienen un requisito: Es necesario que los niños...

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la guardería municipal de San Pol de Mar tienen un requisito: Es necesario que los niños entren en la guardería vacunados.De ahí que rechazaran inscribir a un pequeño cuyos padres manejan la creencia de la inutilidad o perjuicio de las vacunas. Demandaron al ayuntamiento alegando su derecho a no vacunar al pequeño, pero la sentencia valoró otros derechos: los del resto de padres y pequeños vacunados según aconseja la comunidad científica. La sentencia valora que un niño sin vacunar en un entorno de niños de cero a 3 años, etapa extremadamente vulnerable a enfermedades, puede suponer un serio peligro, tanto para el resto de pequeños como para sí mismo.Por ello la sentencia da la razón al ayuntamiento y establece un precedente que podría marcar muchas decisiones futuras.