La Junta de Castilla y León exige retirar en Ávila un monolito republicano

ABCÁVILA/MADRID. La Junta de Castilla y León, que gobierna el PP, ha instado al Ayuntamiento de Candeleda (Ávila) a retirar el monumento a la Mujer Republicana, ubicado en el paraje de la Curva del

Actualizado:

ABC

ÁVILA/MADRID. La Junta de Castilla y León, que gobierna el PP, ha instado al Ayuntamiento de Candeleda (Ávila) a retirar el monumento a la Mujer Republicana, ubicado en el paraje de la Curva del Esparragal, a medio kilómetro del casco urbano de Candeleda, con el argumento de que se encuentra en una «zona de dominio público de la antigua variante de la carretera», según informa Europa Press.

En el plazo de un mes, el monumento, que se levantó el pasado mes de abril, con motivo del aniversario de la II República, en recuerdo de tres vecinas de la localidad asesinadas durante la Guerra Civil, tendrá que ser retirado.

Según informó el alcalde de Candeleda, Miguel Hernández Alcojor, del PSOE, el Servicio Territorial de Fomento de la Junta regional remitió el pasado 24 de julio un escrito exigiendo la retirada de ese monumento.

«Año de la Memoria Histórica»

El regidor pidió a la administración regional que reconsidere la petición por el «valor simbólico» del monolito y apeló a la declaración de 2006 como «Año de la Memoria Histórica». «Ha de inscribirse necesariamente en el contexto de dignificación de la memoria de las víctimas de la Guerra Civil», defendió Hernández Alcojor.

Mientras, en Madrid, el PSOE ha solicitado al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, que constituya una «Comisión de la Memoria Histórica», con presencia de todos los grupos municipales, que tenga como objetivo retirar todos los símbolos franquistas que quedan en la ciudad.

El portavoz adjunto del grupo socialista, Óscar Iglesias, defendió que esa comisión «debe tomar las medidas oportunas para la retirada de los escudos, insignias, placas, nombres de calles y otras menciones conmemorativas de la Guerra Civil o que se identifiquen con el régimen franquista».

E concejal socialista dijo que su grupo ha escrito a Gallardón para pedirle que el Consistorio continúe con la iniciativa que se comenzó con el primer Ayuntamiento democrático, en 1979, de restituir la denominación que habían tenido con anterioridad a la Guerra Civil importantes calles de la ciudad y que fue cambiada por nombres que evocan a personajes que habían inspirado o participado en el alzamiento militar de 1936.